Alexis García y Marlene Hernández
Alexis García y Marlene Hernández CEDIDA

El tinerfeño es uno de los tres finalistas en la categoría de 'Pastelero de Obrador'.

El certamen divide a los seis participantes entre 'Pastelero de Restaurante' y 'Pastelero de Obrador'. Para su nominación, los reposteros enviaron sus recetas, en la que constaban ingredientes y preparación, más una fotografía en alta resolución.

De entre todas las propuestas recibidas, un comité de expertos escogió las tres mejores de cada categoría. Para designar a los finalistas se tuvo en cuenta la complejidad y la originalidad de las recetas, así como las técnicas empleadas y el resultado final.

Además, García participará como ponente el próximo lunes en la décimosexta edición del congreso gastronómico 'Madrid Fusión'.

Es la primera vez en la historia de Canarias que un pastelero de obrador imparte una ponencia sobre su trabajo en el sector de la alta pastelería en este foro.

Diez años después de la apertura de su obrador, este profesional representará a Canarias poniendo en valor la influencia del entorno en el que vive, las materias primas, el paisaje y la temperatura ambiente que existen en su hábitat como punto diferenciador con respecto a otros profesionales.

La pastelería refleja una personalidad y un estilo con el que Alexis García se siente reflejado y cómodo, no defiende ser un 'corta y pega' de unas técnicas sino que busca su aprovechamiento para llevarlas a su terreno y así poder desarrollar una pastelería personal, con carácter e identificativa de su trabajo, para darle un mayor valor al producto que se hace y situarla en el entorno.

Durante su ponencia, García explicará el proceso creativo que utiliza para crear un postre propio.

"Entiendo la nueva pastelería con unas propuestas de postres mucho más ligeros, menos azucarados, con productos frescos, una pastelería divertida donde prime el sabor. Que las técnicas y las texturas resulten importantes y que la estética sea visualmente atractiva", explica.

La personalidad sale de esos productos que están en el entorno, en su caso con frutas tropicales como la piña, el mango, la lima, el plátano y combinados con los sabores clásicos: chocolate, café, o caramelo.

"Que la experiencia de comerte un postre en el suroeste de Tenerife no sea la misma que si te la comieras en París o en Tokio", afirma.