El Gobierno de Aragón celebra una reunion sobre el ICA
El Gobierno de Aragón celebra una reunion sobre el ICA GOBIERNO DE ARAGÓN

La directora del Instituto Aragonés del Agua (IAA), Inés Torralba, ha lamentado que el Ayuntamiento de Zaragoza no haya acudido a la primera reunión convocada por el Ejecutivo autonómico para tratar sobre la modificación del Impuesto sobre la Contaminación de las Aguas (ICA).

En declaraciones a los medios de comunicación, en un receso de la reunión, que se ha celebrado en el Departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Torralba ha dicho que es una "pena que no esté el Ayuntamiento de Zaragoza" y "habrá que tratar de atraerlo hacia este debate".

A la sesión sí han acudido el resto de las entidades convocadas por el Ejecutivo, representantes de consumidores y empresarios, la Federación Aragonesa de Comarcas, Municipios y Provincias (FACMP) y la Red de Agua Pública de Aragón (RAPA).

La directora del Instituto Aragonés del Agua ha dicho que este jueves se ha constituido la mesa y "tenemos mucho trabajo por hacer" para "poner en común posturas" y escuchar a las organizaciones de consumidores, empresariales y a la RAPA, mientras que al consistorio "no lo hemos podido escuchar porque no ha estado presente", cuando se trata de "hablar" y procurar conjugar "posturas inicialmente contrapuesta" para tratar "de llegar a un consenso".

Torralba ha esgrimido que como responsable de la gestión de este impuesto, que ha recordado que está regulado en la Ley de Aguas y Ríos de Aragón de 2014, entiende que "hay aspectos de mejora" y "recorrido" para avanzar "en una tributación más perfecta".

En este punto, se ha referido a la posibilidad de darle "progresividad", aplicar beneficios fiscales y exenciones, tanto subjetivas, como de carácter objetivo, así como bonificaciones. "Todo en la regulación del impuesto, todo -hecho imponible, base y tarifa- se puede revisar", ha sintetizado.

BONIFICACIONES

La directora del IAA ha recordado que los ciudadanos de Zaragoza ya poseen una bonificación en este impuesto respecto a la cuota del 2016 del 70 por ciento y que se ha fijado en el 60 por ciento para 2017 "en adelante, tal y como decidieron las Cortes de Aragón".

Respecto a la progresividad, ha explicado que se aplicaría a los consumos "para establecer un incentivo al ahorro de agua", si bien se pueden considerar situaciones subjetivas, como el número de personas por hogar.

Además, ha indicado que ya rigen las exenciones por razones económicas "y podrían mejorarse en su regulación para dar una mayor agilidad, transparencia y seguridad jurídica a la gestión".

Torralba se ha mostrado dispuesta a "escuchar las propuestas y analizar el impacto que tendrían sobre la recaudación", así como sobre la incidencia positiva que tiene todo impuesto ambiental, ha esgrimido.

A partir de ahí, si se logran acuerdos, se puede plantear un proyecto de ley desde el Gobierno de Aragón o proposiciones de ley desde los grupos parlamentarios de las Cortes autonómicas, que es donde se debe regular esta cuestión. Según ha dicho, el Gobierno se ha fijado un plazo de tres meses para llegar a acuerdos y sería después cuando se podría impulsar una posible reforma.

Torralba ha dicho que el IAA ha recibido hasta ahora unas 10.000 reclamaciones al cobro del ICA, la gran mayoría de la ciudad de Zaragoza, y ha reconocido que se podría haber hecho "una labor didáctica e informativa mejor", para indicar que "trataremos de hacer llegar al contribuyente el motivo del pago de ese impuesto que está en vigor y que es nuestra responsabilidad aplicar".

REFORMA DEL MODELO

El portavoz de la RAPA, José Ángel Oliván, ha aseverado que su objetivo no es hablar de la modificación del ICA, sino que su propuesta es "reformular la ley de Aguas en su conjunto, el plan de depuración y su financiación", remunicipalizando la gestión de la depuración, que actualmente es autonómica, y sustituyendo el ICA por las tasas municipales correspondientes.

Como punto de partida, ha reclamado paralizar el cobro del ICA ya que es "la mejor manera de dar a entender a los ciudadanos que se avanza en la resolución del problema", para después trabajar para encontrar una solución y sustituirlo cuanto antes por un sistema de financiación alternativo "para que las arcas públicas se vean dañadas lo menos posible cuanto".

Oliván ha incidido en que "entendemos que los ciudadanos que han presentado recursos al ICA -que ha cifrado en más de 15.000- necesitan gestos por parte del Gobierno de Aragón y por eso hemos pedido que el impuesto deje de cobrarse, pero han dicho que no eran competentes".

A su entender, la reunión "no es de acuerdos, ni de avance", sino "poco más que unas conversaciones" porque la parte que representa al Ejecutivo "no parece parte resolutiva, sino meros receptores de las reclamaciones que podemos hacer", además de que plantean una reforma del ICA que es "simple maquillaje".

La RAPA también reclama "la asunción de responsabilidades por parte de quién corresponda de los sobrecostes e ineficiencias del sistema que está en marcha" en materia de depuración, "que es lo que está gravando excesivamente el impuesto en Aragón" y que hace que "los ciudadanos estemos pagando de manera exagerada por la depuración".

Oliván ha comentado, sobre la no asistencia del Ayuntamiento de Zaragoza, que es un "interlocutor importante", si bien el hecho de que no haya asistido "ha permitido evitar la imagen de que ésta es una pelea" del consistorio con el Ejecutivo, cuando lo es "entre los ciudadanos de Aragón y su gobierno, que está gestionando mal a depuración y está cobrando más de lo que debe".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.