Fábrica de GM en Figueruelas (Zaragoza)
Fábrica de GM en Figueruelas (Zaragoza) EUROPA PRESS

El convenio, que afecta a los trabajadores de Opel España, su mayoría en la planta zaragozana de Figueruelas, caducó en el 2017 y es el primero al que se enfrenta la firma tras su compra por parte de PSA. Las negociaciones empezaron el pasado mes de octubre.

Durante esta semana, los sindicatos presentaron una contraoferta a la realizada por la empresa y la compañía les ha respondido con otra iniciativa este jueves. Esta nueva propuesta se centra en una congelación salarial para los próximos tres años -2018, 2019 y 2020- y una subida del 50 por ciento del IPC real del año anterior para el 2021 y 2022.

Además, plantean la eliminación del plus de calendario, que afecta a la gente de mantenimiento; la reducción en un 10 por ciento y congelación de los pluses de noche y festivos y la reducción al 50 por ciento y congelación de una paga variable que se encuentra dentro de las tablas salariales.

La empresa pide que las pausas también se reduzcan. El contrato de relevo no lo recuperan si no hay un acuerdo, los trabajadores temporales de momento tampoco los recuperan, dependerán de la producción a futuro, los niveles de trabajadores 6 y 7 insisten en que son dirección -los sindicatos pedían que estos empleados entrasen dentro de convenio- y ponen encima de la mesa un plan de rejuvenecimiento de plantilla.

La presidenta del Comité de Empresa, Sara Martín (UGT), ha destacado que la reunión de la mesa negociadora de este jueves se ha centrado en la presentación de la citada propuesta de la empresa. "Ha habido una modificación conforme la primera plataforma que nos presentaron, pero estamos todavía bastante alejados en lo que entendemos los trabajadores que sería lo más justo para ambas partes".

CC.OO. NO ACEPTARÁ LA PROPUESTA

La secretaria general de Industria de Comisiones Obreras (CC.OO.), Ana Sánchez, ha aseverado que su sindicato no está dispuesto a aceptar esta propuesta, ha remarcado que no necesitan llevarla a una asamblea de afiliados porque las premisas que habían puesto desde el sindicato no se cumplen. Así, ha mostrado su preocupación por el hecho de que la empresa haya dicho que el plan industrial de la planta de Opel en Figueruelas es el que ya tienen: "Nosotros todavía no lo tenemos, sabemos que lo vamos a tener pero no lo ponen encima de la mesa, no concretan".

Ha considerado que respecto al plan de rejuvenecimiento no se ha concretado lo suficiente, aunque la empresa ha dicho que podría ser extintivo pactado. "No hay marco jurídico que nos permitiera recoger este plan, sería pactar un expediente extintivo que no sabemos las condiciones porque no las concretan".

Además, la gente que entraría en la planta a través de este plan lo haría con las tablas salariales de Vigo. "Es decir, con salarios de entrada muy cercanos al convenio provincial del metal en Zaragoza y con salarios de llegada, 12 años después, que no serán los que tenemos pactados actualmente en convenio según categoría".

Sobre los niveles 6 y 7 de trabajadores, Ana Sánchez ha incidido en que los sindicatos no quieren que entren en el convenio en contra de su voluntad, sino que traen la reivindicación de "más de 400 personas" que quieren entrar en este acuerdo. "El tema de las pausas, de aumentar la jornada saben que no está en nuestra consideración y una congelación salarial sólo con el objetivo de parecerse a Vigo, ni siquiera con unos objetivos de producción o rentabilidad, no lo vamos a aceptar".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.