En rueda de prensa, Carmen Susín ha explicado que la medida atañe a los mayores que permanecen en sus municipios en las épocas de buen tiempo y pasan el invierno con sus familiares cercanos en otra localidad, indicando que su médico de referencia es "la persona con la que tienen confianza" y "necesitan esos vínculos de estabilidad".

Cuando se trasladan se les atiende como desplazados y no tienen un facultativo "estable" como referencia, lo que les ocasiona problemas, por ejemplo con la receta electrónica, que les obliga a desplazarse a su municipio de origen. Asignarles dos médicos les daría seguridad, ha planteado.

Carmen Susín ha comentado que, además, "se produce otro problema que afecta a la conciliación" cuando estas personas tienen que acudir a una consulta especializada o ingresar en un hospital, ya que si tienen que acudir a su municipio de origen no reciben tanta atención como si estuvieran en la localidad en la que reside su familia.

La parlamentaria del PP ha recomendado que, entre las dos zonas sanitarias, se elija una desde el inicio, que puede ser la de residencia de los hijos para facilitar el cuidado y la atención al mayor.

Esta es una medida humanitaria, contra la despoblación y sin apenas coste económico, ha expresado. Unos 275.000 aragoneses tienen más de 65 años.

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.