Los hospitales de Pamplona, Tudela y Estella incorporarán este semestre un nuevo sistema de monitorización de partos, que se conectará también con 13 Centros de Atención a la Salud Sexual y Reproductiva (Cassyr).

El Servicio Navarro de Salud(SNS) invertirá 208.737 euros en este nuevo equipamiento informático, cuya primera fase de implantación en centros hospitalarios se prevé culminar en junio.

El Gobierno de Navarra ha señalado que "el nuevo sistema proporciona un registro clínico completo del estado y evolución de la madre y el feto, de una manera más integrada a la actual y con nuevas alarmas y sistemas de seguridad". "Las funciones de vigilancia presentan información que es transmitida desde los monitores fetales y maternos y genera alertas para distintos tipos de posibles eventos críticos", ha explicado.

El Complejo Hospitalario de Navarra (CHN) ya cuenta con un sistema de este tipo, que evolucionará ahora a una tecnología más avanzada, con las consiguientes mejoras asistenciales y de seguridad. Por ello, se ha aprovechado la renovación de este sistema para extender el mismo producto al Hospital Reina Sofía de Tudela, el Hospital García Orcoyen de Estella y los Cassyr de Andraize, II Ensanche, Buztintxuri, Azpilagaña, Ermitagaña, Iturrama, Barañáin, Burlada, Sarriguren, Sangüesa, Tafalla, Etxarri-Aranatz y Elizondo.

Para el Ejecutivo, "el hecho de contar con un sistema unificado de monitorización de partos en todos los centros dependientes del SNS que asisten embarazos supone un importante avance asistencial y tecnológico". "Contar con un único escenario tecnológico permitirá reducir costes, tanto de adquisición de software, equipos y complementos como de mantenimiento, y además facilitará el soporte ante posibles incidencias", ha añadido.

Asimismo, ha destacado que "permitirá también contar con un solo interfaz de trabajo para todos los profesionales de la red, con la facilidad que supone tanto para la formación en la aplicación, como en los casos de cambios de puesto de trabajo".

Por otra parte, "generará la posibilidad de acceder a la información desde diferentes entornos", ha asegurado el Gobierno. Así, por ejemplo, desde el CHN se podrá visualizar con antelación la información de una paciente de Hospital Reina Sofía o el Hospital García Orcoyen en los casos en los que se valore un traslado al CHN.

INTEGRACIÓN DE 55 CARDIOTOCÓGRAFOS Y 48 PUESTOS DE CONTROL

La implantación del sistema supone la integración informática de los 55 cardiotocógrafos (monitores de seguimiento de la dinámica uterina y la frecuencia cardíaca fetal) actualmente disponibles en los distintos centros de asistencia sanitaria y los 48 puestos de control desde los que se hace seguimiento de los mismos. Se adquirirán además los correspondientes servidores y se realizarán las labores de cableado que se requieran.

Entre las características más reseñables del sistema, destaca la posibilidad de adaptar los límites y opciones de alertas (bradicardia, taquicardia, pérdida de foco, etc.) a la situación de cada paciente, su integración con el resto de sistemas de información clínicos del SNS y el registro detallado tanto del proceso de embarazo como de los distintos episodios del parto.

El CHN implantará el sistema durante el primer cuatrimestre del año, tras lo que seguirá su extensión al Hospital Reina Sofía y el Hospital García Orcoyen. A partir de junio, está prevista la segunda fase de implantación del sistema en los CASSYR.

Consulta aquí más noticias de Navarra.