El objetivo de esta actuación es mejorar la calidad y la continuidad del suministro eléctrico a cerca de 50.000 clientes repartidos entre 12 municipios del Baix Camp, Tarragonès y Priorat, ha informado la compañía en un comunicado este miércoles.

En concreto, se trata de los municipios de Alforja, Arbolí, Les Borges del Camp, Cambrils, Mont-roig del Camp, Montbrió del Camp, Riudoms, Vilanova d'Escornalbou, Vinyols i els Arcs, Cornudella de Montsant, Salou y Vila-seca.

Consulta aquí más noticias de Tarragona.