La iniciativa de los regionalistas no ha prosperado al recibir el voto en contra del cuatripartito (Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra) y del PSN. Ha votado a favor el PPN.

El parlamentario de UPN Sergio Sayas ha indicado que "después de decir que la ley de 2015 hacía inoperativa la Policía Foral, vemos que el Gobierno se empecina en que la ley en vigor sea la de 2015". "Tienen un empecinamiento especial en reducir a cenizas a la Policía Foral. Todo lo que han hecho por el camino ha ido con el objetivo de destruir a la Policía Foral. Esta es la tercera vez que van a tener la posibilidad de votar en contra de la ley y es la tercera vez que la respaldan", ha criticado.

Sayas ha propuesto la derogación de la norma de 2015, dando entrada en vigor a la ley de 2007 mientras "se construye un nuevo texto, que debería tener unanimidad".

El parlamentario de Geroa Bai Patxi Leuza ha afirmado que la ley de 2007 "es la causante" de la actual situación y ha considerado que la propuesta de UPN es "una iniciativa trampa". "Pretende derogar una ley desarrollada reglamentariamente y generar una situación kafkiana", ha señalado, al tiempo que ha asegurado que los regionalistas "no han hecho ninguna aportación, más allá de poner palos en la rueda de las aportaciones de los demás".

Por parte de EH Bildu, Adolfo Araiz ha indicado que la iniciativa de UPN "no ha llegado ni siquiera a suscitar el interés de la representación sindical". Además, ha dicho que su grupo está "intentando ver cómo articulamos una mayoría para una nueva ley" y ha planteado que, si se presenta un nuevo proyecto, UPN y PPN no presenten una enmienda a la totalidad. "Den la oportunidad de debatir. Son ustedes los que quieren reducir a cenizas el debate de la Policía Foral. Quieren utilizar a la Policía Foral como ariete contra el Gobierno", ha afirmado.

El parlamentario de Podemos Rubén Velasco se ha limitado a señalar que, después de que en octubre el Parlamento rechazara el proyecto de ley presentado por el Gobierno, "ha habido ciertos movimientos y por nosotros no va a quedar por trabajar en una nueva ley".

Por parte del PSN, Inma Jurío ha indicado que "jurídicamente, la proposición de UPN no nos parece para nada razonable, y políticamente lo podemos considerar una aberración". "UPN propone volver a una regulación que es el origen de todo el malestar que se generó en Policía Foral y que es la única ley en vigor que generó el rechazo de todos los representantes sindicales sin ninguna excepción. En este Parlamento estamos para tirar para adelante y para mejorar, no para mirar atrás, que eso ya lo está haciendo constantemente este Gobierno", ha indicado.

A favor de la derogación de la ley, la parlamentaria del PPN Ana Beltrán ha criticado que "el cuatripartito y el Gobierno se empeñan en seguir con una ley absolutamente nefasta y lo peor de todo es que quienes la aprobaron, y me refiero especialmente al PSN, sabían que era una ley mala y que iba a acarrear problemas". "Nuestros avisos se han cumplido. Es una ley desastrosa que está provocando desatención, imposibilidad de cubrir servicios y fractura social entre los propios policías", ha señalado.

Por último, el parlamentario de Izquierda-Ezkerra José Miguel Nuin ha indicado que, con esta proposición, "UPN pretende lavarse las manos sobre su responsabilidad en la Policía Foral" y ha añadido que "si UPN cree de verdad que la actual ley debe ser negociado, tendría que sentarse a negociar en una ponencia parlamentaria sin poner como condición que volvamos a la ley de 2017". "Nosotros estamos dispuestos a sentarnos", ha asegurado, para señalar que "entre las prioridades para el futuro debe estar la aprobación del Plan Director de Policía Foral y abordar la negociación con el Estado de asunción de más competencias y de un calendario de oferta pública de empleo".

Consulta aquí más noticias de Navarra.