Artículos pirotécnicos
Artículos pirotécnicos DELEGACIÓN DEL GOBIERNO

Durante estas pasadas fechas navideñas, la Guardia Civil de la provincia realizó un operativo encaminado a controlar posibles irregularidades en la fabricación, venta, transporte y almacenamiento en establecimientos comerciales, de artículos pirotécnicos como petardos, tracas o bombetas, ha informado la Delegación del Gobierno en nota de prensa.

Durante la misma se han llevado a cabo más de una veintena de inspecciones en distintos establecimientos de la provincia, habiéndose intervenido y retirado del mercado unos 50.000 artículos pirotécnicos e instruidos hasta el momento 5 expedientes sancionadores, por infracciones graves.

El objetivo fundamental de estas actuaciones es controlar el estado en el que se encuentran los artículos pirotécnicos, de cara a dar una mayor seguridad a los ciudadanos, para que obtengan estos productos en condiciones óptimas.

Otro objetivo no menos importante es localizar

posibles puntos de venta ilegales que no hayan sido autorizados para esta actividad comercial. Es de reseñar, que si bien este dispositivo se intensifica durante las fiestas navideñas, se mantiene activo durante todo el año.

RECOMENDACIONES

Por último, la Guardia Civil recomienda que los artículos pirotécnicos se adquieran en establecimientos debidamente autorizados y que se sigan las instrucciones de uso y manipulación que en los envases de cada uno de ellos vienen recogidas.

Del mismo modo, recuerda que existe una limitación en la edad de uso de estos productos en función de su catalogación. Estas edades son de mayores de 12 años para la Categoría I, de mayores de 16 años para la Categoría II y de mayores de 18 años para la Categoría III.

También recomienda no guardar artefactos pirotécnicos entre las ropas ni en los bolsillos, no manipular los componentes ni extraer su contenido y nunca encenderlos al lado o cerca de otros artificios.

Al utilizarlos en la vía pública pide no olvidar que la calle es de todos y debe hacerlo en los lugares autorizado, así como adquirir los artículos sólo a comerciantes y profesionales autorizados para ello, no hacer almacenamientos de estos productos en casa y utilizarlos en espacios abiertos sin riesgo de incendio.