Fotografía de artista venezolano Rodrigo Ungaro
Fotografía de artista venezolano Rodrigo Ungaro. Su exposición 'Liquidus' puede verse en la galería Materna & Herencia de Madrid.  RODRIGO UNGARO

Sus fotografías transmiten calma, tranquilidad y son capaces de estimular la imaginación del espectador. "Con el tiempo me he dado cuenta que cada fotografía produce efectos y emociones diferentes en cada persona que las observa", dice fotógrafo de origen venezolano Rodrigo Ungaro (Caracas, 1986).

Su pasión por el mar se despertó siendo muy niño gracias a los viajes que realizaba con sus padres al archipiélago de Los Roques. Ésta dio paso, con los años, a una fuerte afición por los deportes acuáticos que trajo consigo, además, la fotográfica.

Ahora presenta en Madrid el resultado de esta fascinación acuática. Liquidus es el título de la exposición que puede disfrutarse hasta el próximo 30 de enero en la galería Materna & Herencia de Madrid y donde se reúnen imágenes de todos esos lugares (y sus mares) que han fascinado a Ungaro a lo largo de su vida: Los Roques, Hawái, Costa Rica, Puerto Rico, California...

"La fotografía ha sido la herramienta que le ha permitido capturar esos momentos únicos e irrepetibles que la naturaleza regala y que no volverán nunca más: el mar y la naturaleza son un ciclo cambiante", dicen desde la galería sobres estas imágenes que han podido verse antes en ciudades como Miami y Caracas.

Afincado desde hace algún tiempo en España, Ungaro afirma que esta exposición "refleja mi estilo de vida nómada" y explica que las imágenes escogidas son el resultado de una selección realizada entre las muchas que ha tomado en las distintas playas del mundo que ha visitado.

Primeros planos dominados por los tonos azules y verdes, donde en ocasiones también se cuela el ocre de la arena, que demuestran la influencia de la pintura impresionista y su ansia por "captar un momento, que no volverá".