En declaraciones a Europa Press, el presidente de la Asociación de Armadores de Punta del Moral, Alonso Abreu, ha recordado que el pesquero fue apresado por capturar especies prohibidas en Portugal hasta finales de este mes de enero.

A su juicio, esta situación se produce "en contra de la postura de la administración española que defiende que la embarcación sí podía capturar todas estas especies por tener cuota española aunque pesque en Portugal", motivo por el que, ante esta circunstancia que califican de "indefensión", todos los barcos onubenses con licencia de pesca en Portugal "van a parar de pescar".

El presidente de esta asociación, que representa a la flota de arrastre de fondo con licencia de pesca en aguas de Portugal, ha asegurado que la misma "viene pescando ininterrumpidamente en aguas portuguesas durante los últimos diez años bajo el amparo del acuerdo de pesca Hispano-luso".

Al respecto, explican que el acuerdo de pesca hispano-luso tuvo vigencia hasta finales de 2017, emplazándose ambas administraciones a la firma de un nuevo acuerdo y enviándose mutuamente una carta donde se expresaba que consideraban de aplicación el anterior acuerdo hasta la firma del nuevo, "cartas que no son suficientes para producir los efectos legales del anterior acuerdo".

Desde la asociación, precisan que el pasado lunes se produjo el apresamiento de esta embarcación en la entrada del puerto de Ayamonte, obligándole a navegar hasta el puerto de Olhao, quedando preso a expensas del depósito de una fianza y siéndole retenida todas las especies de marisco, como la gamba, la cigala o el alistado, "produciéndose su venta y beneficiando al Estado portugués".

En este sentido, remarcan que, ante este episodio, la flota de arrastre de aguas de Portugal, compuesta por siete barcos, "no conoce cuáles son las especies que pueden capturar y cuáles no" ya que, aunque ha requerido a la Secretaría de Pesca Española que emita esta información y que la traslade a sus homónimos portugueses, "no se ha producido tal comunicación y la indefinición legal es total, estando la flota pescando".

Por todo ello, consideran "una irresponsabilidad" por parte de las administraciones "la falta de coordinación e información hacia el sector pesquero", por lo que se plantean reclamar "todos aquellos perjuicios que se han producido y los que puedan producirse en el futuro mas inmediato" y han anunciado el cese de su actividad en las aguas portuguesas.

Consulta aquí más noticias de Huelva.