Roson
Roson EUROPA PRESS

La Conferencia Episcopal Española ha manifestado su intención de reunirse con el Gobierno para aclarar qué bienes de la Iglesia están exentos de impuestos y cuáles no, después de la sentencia, ya que entienden que la legislación española va en un sentido y la legislación europea en otro.

"Efectivamente, la legislación española se queda muy atrás respecto a la normativa europea", ha apuntado Rosón a preguntas de Europa Press. Se ha referido así al "anacronismo total" que a su juicio supone el Concordato y los acuerdos en beneficio económico para entidades religiosas "que emanan de la época que emanan".

Según Rosón, el contexto ha cambiado, y la intención del Ayuntamiento es cobrar a los bienes de la Iglesia y entidades religiosas los impuestos correspondientes a todos los bienes que no se destinen a culto.

En Oviedo no se estaba cobrando a la Iglesia el Impuesto de Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO), pero Rosón ha explicado que la sentencia del Tribunal Europeo cambia las cosas y obliga a los ayuntamientos a realizar una reflexión sobre su contenido.

Su intención es cobrar no sólo por ese impuesto, sino también el impuesto de bienes inmuebles (IBI) en los lugares donde no se rinda culto. Para ello ha solicitado al Arzobispado "colaboración" a la hora de decidir cuáles de sus bienes se dedican al culto y cuáles no. Esa colaboración, de momento no se está dando, a pesar de que el Ayuntamiento lleva tiempo intentando configurar una lista completa y de que ya solicitó esa ayuda a los responsables jerárquicos de la Iglesia. Rosón prefiere la fórmula de la mencionada colaboración, antes de tomar desde el Ayuntamiento una decisión de forma unilateral.

Consulta aquí más noticias de Asturias.