Además, en las actuaciones figura un segundo inmigrante como sospechoso de ser tripulante de la embarcación aunque en este caso se está a la espera de que el forense le practique una prueba de edad, cuyos resultados se conocerán este jueves.

De ser declarado mayor de edad se ordenaría su ingreso en prisión pero si se determina que es menor pasaría a un centro de acogida, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) en un comunicado.

Por otra parte, la autoridad judicial todavía no ha podido determinar ninguna medida en referencia a la posible sepultura a los cadáveres de las siete víctimas del siniestro.

DECLARACIÓN DE LOS 20 SUPERVIVIENTES

Mientras, en lo que se refiere a los 20 pasajeros supervivientes, otro juzgado de instrucción ha procedido este miércoles a tomarles declaración y lo más probable es que sean trasladados al Centro de Internamiento de Emigrantes (CIE) de Barranco Seco, en Las Palmas de Gran Canaria.

El TSJC ha matizado que de momento no se han aclarado los datos sobre la edad de todos los viajantes en la patera ni la de los fallecidos. Las autopsias que es están practicando en estos momentos determinarán si había o no menores entre las víctimas mortales.

Por último, el juez ha declarado secretas las actuaciones para preservar la integridad e identidad de dos testigos protegidos que están colaborando para identificar a los patrones.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.