Ribó se ha manifestado en estos términos en declaraciones a los medios de comunicación en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) en Madrid, en relación con la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) que obligaba a España a indemnizar a un valenciano con 13.000 euros por contaminación acústica.

Al respecto, el alcalde ha incidido en que este caso "empezó hace 20 años" y ha recordado que la zona en la que vive el denunciante es una Zona Acústicamente Saturada.

En esta línea, ha apuntado que el consistorio está "trabajando con una serie de elementos para que la gente pueda disfrutar, cenar o tomarse una copa en la terraza, pero sin causar molestias". "Lucharemos para conjugar el derecho de las personas a dormir y nuestro clima y la vida en la calle. Las dos cosas son importantes, por lo que todos hemos de colaborar", ha agregado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.