Los hechos ocurrieron a última hora de la mañana, cuando este agente salía del edificio judicial en Vigo y, al acercarse al aparcamiento, se percató de que un hombre estaba recostado sobre el lateral de su moto, intentando manipular con un objeto el clausor de arranque.

El agente, fuera de servicio, sacó su teléfono móvil y comenzó a grabar la escena, mientras se aproximaba al supuesto ladrón. Al llegar a pocos metros de la moto, el policía sacó su carné profesional y se identificó, al tiempo que separaba al hombre y lo ponía contra la pared para cachearlo y retirarle el objeto con el que trabaja de manipular el arranque.

Una dotación del 091 se presentó en el lugar y se hizo cargo del detenido, que fue trasladado a Comisaría. Allí se comprobó que tiene 43 antecedentes policiales, muchos por hechos similares a este. El detenido y las actuaciones fueron puestos a disposición del juzgado de instrucción número 6 de Vigo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.