Betim Budzaku, gerente de Andorra Turisme
Betim Budzaku, gerente de Andorra Turisme ANDORRA TURISME

Betim Budzaku (Macedonia, 30 de marzo de 1968) es el gerente de Andorra Turisme. A pesar de no haber nacido en el país que promociona, Budzaku se muestra orgulloso de ser uno más del pequeño país de los Pirineos. Ahora, Andorra busca una mayor oferta no solo en invierno, donde son expertos, sino también en las temporadas de primavera y verano.

¿Cuántos turistas ha recibido Andorra este pasado 2017?
Hemos superado ocho millones de visitantes, que es el total de clientes que vienen a Andorra en un año. Hay que tener en cuenta que somos un país de 75.000 personas y es la característica que nos destaca. Tenemos mucho territorio para pocos habitantes. De todas maneras, de estos ocho millones hay una parte importante que viene solo a pasar el día. Unos 5 millones a pasar el día y 3 millones se quedan a pernoctar.

¿La cifra ha subido este 2017?
Hasta el 2011 estábamos en status quo, sin cambios. Desde el 2012 cambiamos la estrategia de comunicación para hacer a Andorra más atractiva para los turistas, es decir, para los que pernoctan porque pasan más días aquí y es un ingreso importante para la oferta hotelera que son 45.000 camas en total. Normalmente nos enfocamos en el invierno, pero también tenemos oferta para los 365 días del año. Estamos en situación de status quo en aquellos turistas que vienen un día pero hemos subido los turistas que pernoctan. Se ha pasado de 2 a 3 millones. Es un cambio muy importante.

¿Qué pocentaje de turistas son españoles?
El 60%  de los turistas que pernoctan son españoles. El 20% son franceses y el otro 20% son británicos y de Centroeuropa. Tienen estancia mínima de tres noches, salvo los británicos y los rusos que suelen quedarse siete. En cuanto al mercado español, por proximidad los turistas catalanes representan el 50% del global. Después, Valencia y Madrid. También Aragón y el País Vasco

El turismo de Andorra no es de lujo, es para clase media-alta¿Cómo está Andorra respecto a otros destinos invernales como los Alpes o el Pirineo aragonés?
Andorra tiene 305 kilómetros de pistas de esquí y hay 2,5 millones de días de esquí. Solo Sierra Nevada y Baqueira-Beret juntas tienen la misma cifra. Aquí tenemos Grand Valira y VallNord que representan el 70% y el 30% respectivamente en el esquí. No podemos olvidar que el esquí es un motivo más para visitar Andorra en invierno. Solo el 22% de las personas esquían. Las familias también hacen otras cosas. Por ejemplo, del mercado ruso solo el 4% vienen a esquiar. Depende del origen del cliente se hace una cosa u otra. También tenemos una ventaja que son los idiomas, y nuestra cultura, que no deja de ser latina.

¿Es Andorra un destino para turistas de lujo?
Ni mucho menos. Hay turistas que buscan lujo, sobre todo asiáticos y rusos, con servicios muy personalizados. Sí buscan hoteles referenciadores con spa y demás tratamientos diferentes, pero normalmente el turismo es de clase media, clase media-alta. Esto depende mucho de que el esquí es un deporte algo más caro que el habitual y necesita más poder adquisitivo. La mayoría de oferta nuestra es de 3 y 4 estrellas y somos muy competitivos en este sentido.

Somos un país tan pequeño que es como si fuéramos una ciudadAndorra no es solo un destino turístico invernal. ¿Qué estrategia a corto plazo tienen para atraer clientela?
Estamos muy enfocados al mercado español y al francés por todo lo que significan, pero ahora el concepto de turismo ha cambiado mucho. Somos tan pequeños que es como si fuéramos una ciudad. Estamos muy enfocados a nuestra cultura, diferentes museos que tenemos y todo el arte germánico, además de otras actividades y eventos que hacemos desde primavera hasta otoño. Queremos ser un destino de 365 días y 365 grados. Después también buscamos la diversificación en rutas de senderismo y cicloturismo. La Vuelta España pasará por Andorra y es una gran noticia. Tenemos un evento del Circo del Sol exclusivo para Andorra durante el mes de julio. El mes más flojo es el mes de mayo porque no hay un punto diferenciador. Sin embargo, los demás meses siempre hay un evento. También queremos destacar a Andorra como un sitio de compras, donde se pueda comprar y no solo de ocio.

¿A título personal que recomienda visitar de Andorra?
Para mí Andorra era un país muy desconocido porque soy de origen macedonio. Sin embargo, creo que tener tantas cosas en tan poco territorio es fantástico. Si te gusta la nieve, hay nieve. Si te gusta la cultura, hay 19 museos. Hay naturaleza, con rutas de senderismo y hay 80 lagos. El 10% del territorio está protegido por la UNESCO. Hay una diversificación de la oferta muy importante en cualquier momento del año.

¿El futuro de la oferta de turismo de Andorra pasa por el verano?
De hecho tenemos la capacidad de 45.000 camas y en invierno las tenemos completas. Si hay posibilidad de crecimiento tenemos que enfocarnos en verano y en primavera. Hay desconocimiento de Andorra como destino de montaña, pero cada vez más gente lo busca. Simplemente estar en un sitio con esta calidad de aire ya se ve con otra perspectiva. El cuidado del medioambiente en Andorra es un plus. Esto tiene un vínculo con la naturaleza y campaña. Simplemente el futuro del turismo está en centrarnos en un ‘target’ para gente que busca algo diferente. Ya puede ser turismo de ciudad, de deportes, de senderismo o de esquí. Si hay una manera de aumentar los clientes de Andorra es el verano. Si lo resumimos en una frase sería: “los clientes que vengan, pero que estén más tiempo en Andorra”.

Entonces, ¿se vende bien Andorra o es una gran desconocida?
Nuestros vecinos sí nos conocen. Pero también queremos que nos conozcan en el resto de España. Tenemos que desterrar los falsos tópicos de ir a Andorra que se tienen en España, como por ejemplo comprar productos más baratos o ir solo a esquiar. Estamos tratando de potenciar o explicar lo que tenemos. Competimos con otros países muy grandes como Turquía, Suecia o la propia España. Consideramos a Andorra una marca y buscamos potenciarla.  Creemos que otro tipo de percepción de Andorra en el mercado español es posible.