Así lo ha confirmado a Europa Press el Ayuntamiento de Marratxí, que se ha mostrado dispuesto a colaborar con la empresa para encontrar una solución para los trabajadores de la planta.