Vergeles
Vergeles EUROPA PRESS

Vergeles ha dicho que las cuentas regionales son "una herramienta muy importante para terminar" este hospital, del que ha dicho que está "deseando que llegue el momento" de acabar su construcción, y que "no" se hable de "primera ni segunda fase". Asimismo, las cuentas permiten "seguir trabajando intensamente en la construcción del futuro hospital Don Benito de Villanueva", ha añadido.

A preguntas de los medios, minutos antes de la presentación de un estudio sobre la EPOC en Extremadura, por su valoración de los presupuestos autonómicos y las críticas del PP a los mismos, el consejero ha mostrado su "satisfacción" por los presupuestos aprobados, de los que más del 40 por ciento van destinados su departamento.

Sobre el Hospital de Cáceres, ha añadido que la Junta quiere "hacer" bien la segunda fase y ha explicado que la reforma del plan funcional en el que se está "trabajando en estos momentos", no lo acelera "ningún presupuesto", si no "la capacidad de diálogo y que los profesionales estén dispuestos a trabajar intensamente" en ello.

Vergeles ha insistido en que el Ejecutivo regional es el "primer interesado en tener "el nuevo hospital de Cáceres pero "eso no quita", ha añadido, que existan "determinadas dificultades" que se quieren "salvar bien" para que este centro sanitario responda a las necesidades de salud de la capital cacereña y su área de referencia, ha recalcado.

"VENTAJAS" DE PACTAR CON PODEMOS

Sobre los PGEx aprobados, Vergeles ha defendido que son un "instrumento" que "va a permitir" al Ejecutivo regional que, "con una gestión adecuada", se "dé respuesta a muchas necesidades" de la sociedad extremeña, y ha destacado también que "se hayan incrementado" las partidas para renta básica y mínimos vitales para "combatir" la

exclusión social.

Así, ha dicho que en las cuentas autonómicas de este año el Ejecutivo regional ha sido capaz de "poner una serie de elementos" en materia de políticas sociales "con una amplitud de miras de forma mucho más importante", cuestión que ha señalado como "las ventajas" de estas cuentas y de haberlas pactado con el Grupo Podemos.

En su opinión, los presupuestos "no han sido sencillos" y ha destacado que se han producido "negociaciones hasta última hora con los distintos grupos políticos", por lo que "no" se puede "acusar" al Gobierno extremeño de que no haya trabajado" en estas cuentas "con luz y taquígrafo" como "en los dos años anteriores".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.