Sede del obispado de Mallorca en Palma
Sede del obispado de Mallorca en Palma EUROPA PRESS

Asimismo, han ratificado su "firme" voluntad de garantizar la protección de los niños y jóvenes ante cualquier tipo de abuso y han mostrado su "máximo" respecto a las decisiones de la justicia ordinaria.

Igualmente, han manifestado que las medidas cautelares de apartar al ex párroco de sus oficios pastorales y prohibirle el ejercicio público se tomaron "salvaguardando la presunción de inocencia del sacerdote".

La Audiencia Provincial de Palma juzga este miércoles al hombre de 74 años que ejercía en Selva y que en 2015 presuntamente aprovechó que estaba en su casa (Santanyí) en compañía de una menor de 12 años de edad para someterla a tocamientos.

Según el escrito de acusación, la niña tenía miedo de dormir sola y se acostó en la cama del acusado. Así pues, este empezó -supuestamente- a tocarle el abdomen, bajando hasta la cadera y la ingle, momento en que la menor le propinó un codazo para que parara.

A pesar de esto, el hombre volvió a repetir los tocamientos hasta que la niña le volvió a dar otro codazo. Los hechos constituyen un delito de abuso sexual y el encausado se enfrenta a una pena de tres años de cárcel.