El acto de conciliación entre Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) y los representantes de CGT y la Asociación de Conductores de Transportes Urbanos de Barcelona (ACTUB), los dos sindicatos que han convocado siete días de huelga total en la sección de autobuses, ha concluido sin acuerdo, según ha confirmado un portavoz de la compañía pública.


La reunión empezó a las 9.00 horas en la Conselleria de Trabajo, que ahora tendrá que dictar cuáles son los servicios mínimos para los siete días de paro, convocados del 21 al 24 de diciembre y del 2 al 4 de enero por ambas centrales sindicales en desacuerdo por al actual sistema de descansos vigente.

Fuentes de TMB han explicado que la empresa ofertó a todas las centrales sindicales con representación en el Comité de Empresa proseguir con las negociaciones sobre cómo aplicar en la compañía la directiva de la Unión Europa y el Real Decreto que entró en vigor el 1 de enero, que regulan la jornada y los descansos de los profesionales del transporte por carretera, y también los conductores de autobús. Dichas fuentes indicaron que CGT y ACTUB rechazaron este acuerdo.

CGT y ACTUB, que ya hicieron un paro de cinco horas el 21 de noviembre, reivindican un cambio en el sistema de descansos vigente, con la finalidad de que todos los trabajadores de la compañía pública tengan dos días de descanso semanal.