Control de alcoholemia
Control de alcoholemia. R. A.
La Policía Local de Gijón realizará unos 140 controles de alcoholemia en la ciudad cada día durante la campaña especial de Navidad, en colaboración con la DGT. Ésta comenzó el pasado día 10 y se prolongará hasta el próximo 6 de enero, Día de Reyes, según informó Begoña Huergo, concejala de Seguridad Ciudadana.

Entre quince y 20 policías locales vigilarán que no haya conductores ebrios en horario de mañana, tarde y noche. Hasta el momento, según los datos municipales, se han controlado 701 vehículos en la ciudad, de los que nueve han dado positivo. De estos, cuatro serán juzgados por lo penal ya que superaron los niveles de 0,60 mg de alcohol en sangre.

Tal como resaltó la concejala, la idea del Ayuntamiento es hacerle el test de alcoholemia a unos 2.500 conductores desde el 23 de diciembre hasta el final de la Navidad. Begoña Huergo quiso incidir en que estas campañas son «preventivas y reeducadoras, nunca recaudatorias».

El número de controles del nivel de alcohol en Gijón se ha duplicado en apenas cinco años. En 2002 se realizaron 3.272, de los cuales 204 fueron positivos (el 6,23%). En 2006 fueron 6.583, de los cuales dieron positivo 448 (el 6,8%). En lo que va de año unos 7.200 conductores se han tenido que enfrentar al alcoholímetro en la ciudad, de los cuales 371 estaban borrachos al volante.

Estos ‘macrocontroles' se hacen en fechas navideñas desde el año 2002, y se centran en perseguir el exceso de alcohol entre los conductores, el exceso de velocidad y el no llevar la documentación del vehículo en regla.
El perfil medio del infractor de tráfico en Gijón es un varón, de entre 21 y 30 años. «Suelen ser la gente que sale más de marcha», indicó Begoña Huergo. Señaló tambien que cada vez son menos los gijoneses que infringen la ley y más los de fuera.

Más policía en zonas peatonales
Durante los días de Navidad habrá una mayor presencia policial en las calles peatonales y de especial movimiento comercial, según indicó la responsable de Seguridad Ciudadana, Begoña Huergo. Los agentes de la Policía Local recorrerán las zonas de tiendas a pie y en moto para perseguir la venta ambulante ilegal y aumentar la seguridad en esta época en la que la actividad económica de los gijoneses se multiplica en la ciudad. Además, de forma periódica visitarán directamente a los comerciantes para preguntarles e intercambiar impresiones.