Japón
Trenes en la estación de Tokio. GTRES

Los trenes de alta velocidad japoneses han incorporado altavoces para emitir sonidos que imitan a los de perros y ciervos, con el fin de espantar a estos últimos y evitar así las muertes por colisión, una medida que ha logrado salvar muchas vidas entre esta especie.

Estos sonidos, que imitan la llamada de alerta de otros ciervos o el ladrido amenazador de los perros, han reducido en un 45% los avistamientos de estos animales desde los trenes durante su periodo de prueba, ha afirmado un portavoz del Instituto de Investigación Técnica Ferroviaria de Tokio (RTRI, por sus siglas en inglés).

Frente a medidas anteriores como las vallas o los repelentes, el nuevo sistema, que se probó durante un mes en una zona montañosa de Japón, ha resultado ser más eficaz a la hora de evitar que estos animales pasten cerca de las vías.

Los altavoces emiten primero el sonido de alerta de otro ciervo durante tres segundos para que los animales miren hacia la fuente de la alarma y después, el ladrido de perros durante veinte segundos, con el fin de que estos identifiquen la situación como peligrosa.

La primera llamada alertará al ciervo y la segunda hará que se aleje de las vías"La efectividad de este sonido disuasorio se basa en la premisa de que la primera llamada alertará al ciervo, mientras que la segunda hará que se aleje de las vías", recoge el RTRI en un informe.

Con el fin de conocer en qué momentos hay que emitir el sonido, la organización ha estudiado cuáles son las zonas en las que se producen más colisiones y ha elaborado un mapa de las mismas, que tiene en cuenta también la vegetación, el paisaje y la topografía.

El aumento en la población de ciervos en Japón y la expansión en sus hábitats ha incrementado el número de colisiones de estos animales con los trenes en los últimos años, un problema que no sólo afecta a la especie sino también a la seguridad y puntualidad de estos transportes, sobre todo en áreas montañosas.

La empresa de ferrocarriles nipona JR espera que el innovador sistema pueda entrar en funcionamiento a finales de 2018 tras realizar más pruebas que demuestren su eficacia, detalló el diario Asahi.

Según el Ministerio de Transporte, en 2016 se produjeron 613 accidentes de este tipo en el país asiático, una cifra récord, que ocasionó retrasos de 30 minutos o más en cada trayecto.

Los ciervos, considerados como animales sagrados en la cultura tradicional nipona, que los equiparaba a mensajeros de los dioses, tienen en la actualidad el estatus de tesoros nacionales.