La Conselleria de Sanidad quiere quitar parte de la carga burocrática que soportan los médicos de atención primaria para que puedan dedicar más tiempo a atender a los pacientes. Para ello, pondrá en marcha en 2008 un plan que les liberará de parte de su papeleo diario (algunas recetas, partes de bajas, justificantes médicos...).

Sanidad hará una primera evaluación de cómo van estas medidas a finales de 2008 

Lo que todavía no está fijado es el plazo límite para que los centros de salud dejen de realizar estas gestiones. La idea consiste en que sea el médico que atiende al paciente (sea de cabecera, especialista o en el hospital) quien le recete, para no saturar los ambulatorios.

Cambios previstos
Recetas:  Las hará el médico que prescriba el fármaco, no tendrá que ser siempre el de cabecera.

Partes de baja: Ahora las hace el de primaria. Con el nuevo plan, las podrá elaborar el médico del hospital, lo que ahorrará viajes y tiempo a ambas partes.

Pruebas  Las radiografías, analíticas, tac: las podrán solicitar los médicos de cabecera desde el ambulatorio. No será necesario ir a los centros de especialidades a pedirlas.

Justificantes:  Las faltas al trabajo se justificarán con un modelo unificado, lo que ahorrará tiempo a la hora de elaborarlo a los galenos.

Informática:  La receta electrónica y las nuevas tecnologías permitirán acometer todo este proceso.