Así lo ha explicado la edil de Málaga Ahora Isabel Jiménez, al tiempo que ha añadido que pedirán que también se incremente la colaboración con las compañías eléctricas para evitar de forma efectiva que ninguna familia malagueña sufra corte de suministro por incapacidad de pago.

La concejala, asimismo, ha incidido en que se deben facilitar los trámites para recibir ayudas y que se informe de forma más activa de las prestaciones disponibles.

En rueda de prensa ha señalado que "más de un 12 por ciento de familias malagueñas carece de recursos para calentar sus casas", lamentando que "el Ayuntamiento sigue sin ejecutar todas las ayudas previstas", por lo que pedirán en la Comisión de Derechos Sociales "que se revise el modelo".

Ha señalado, de igual modo, que a lo largo del año pasado las oficinas municipales dieron el visto bueno a más de 1.000 prestaciones para el pago suministros eléctricos y de gas por una cuantía total de 202.488. No obstante, ha continuado, "son numerosas las familias que no han podido acceder a este tipo de prestaciones debido a la insuficiente información y los trámites burocráticos".

Por ello, según Jiménez la próxima semana defenderá una moción de su grupo en la Comisión de Derechos Sociales "con ánimo de revertir esta situación".

Jiménez ha explicado que, según un estudio de la Red Andaluza de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión de 2016, el 12,2 por ciento de las familias malagueñas no puede mantener su casa a una temperatura adecuada, lo que supone un incremento de 4,6 puntos con respecto a 2008.

En este punto, la concejala ha reconocido los esfuerzos del gobierno local para intentar paliar esta situación, "pero ha recordado que, de acuerdo a los presupuestos de 2017, estaba previsto destinar un millón de euros a estas medidas, divididos a partes iguales entre el bono social de Emasa y ayudas específicas. Sin embargo, más de la mitad de este presupuesto ni siquiera se ha ejecutado".

También ha recordado que de nuevo "son las mujeres las principales afectadas, pues la mayor parte de las peticiones de ayudas provienen de madres con dos o tres o tres hijos". Por ello, en este sentido, ha señalado que los distritos con mayor índice de pobreza energética son Cruz de Humilladero, Palma-Palmilla y Puerto de la Torre.

INCENDIOS

Por otro lado, la moción de Málaga Ahora también pide que se realice un estudio en colaboración con el cuerpo de bomberos sobre la incidencia de la pobreza energética en los incendios en viviendas de familias en riesgo de exclusión y que se facilite la instalación en ellas de detectores de humos, "una medida de muy bajo coste y que los propios bomberos de Málaga aseguran que evitaría muchas muertes".

En concreto, se trata de una iniciativa que Málaga Ahora, ha recordado Jiménez, propondrá a raíz de que un estudio de un grupo de bomberos de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona junto con la plataforma contra la pobreza energética, haya dictaminado que seis de cada diez muertos en incendios pueden estar relacionados con situaciones de pobreza energética, y ya han desarrollado un protocolo para detectar y evitar este tipo de casos.

Por último, ha destacado que en el conjunto del país son ya 4,5 millones las personas que están en riesgo sufrir pobreza energética, "justo cuando la factura ha experimentado la mayor subida anual con un 7,5 por ciento", lo que ha calificado como "una perversión derivada de entregar a manos privadas un servicio esencial", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Málaga.