Un coche transita frente al Puerto en plena tormenta
Un coche transita frente al Puerto en plena tormenta EUROPA PRESS

A nivel nacional, Soria, Segovia y Huesca son las provincias donde mejor conducen los jóvenes de entre 18 y 35 años, mientras que Las Palmas, Cádiz y Sevilla, son las provincias con los conductores más imprudentes.

Para la elaboración del informe, elaborado a partir de los datos de la Estadística de Seguros de Automóviles (ESA), se ha establecido un sistema de evaluación del 1 al 10 para medir la probabilidad de accidente entre los jóvenes de las diferentes provincias, ponderando la cantidad de siniestros ocurridos en función del número de vehículos registrados en cada territorio. Además, para el informe se ha diferenciado entre accidentes graves (un herido o fallecido) y leves (daños materiales).

Así, según esta metodología, el análisis territorial del comportamiento de los jóvenes al volante refleja que, en el caso de los accidentes graves, tan sólo aprueban los jóvenes de Soria, Segovia, Cuenca, Ciudad Real, Huesca y Ávila. Las peores notas se dan, mayoritaria pero no exclusivamente, en territorios ubicados en el sur de España. En concreto, los peores resultados aparecen en Las Palmas, Cádiz, Sevilla, Pontevedra y Almería.

Por sexos, Soria repite como la provincia con menos probabilidad de sufrir un accidente grave entre las mujeres jóvenes, mientras que los conductores más prudentes son los de Segovia.

No obstante, el análisis por sexos muestra que apenas hay diferencias significativas en la siniestralidad entre hombres y mujeres menores de 36 años cuando se fija la atención en los accidentes graves. En estos casos, ellos puntúan mejor en una mitad del país y ellas, en la otra.

La mejora de las jóvenes conductoras respecto de los hombres es especialmente patente en algunos territorios. En general, en Galicia, en el litoral mediterráneo, en la capital y algunas provincias colindantes conducen mejor los hombres. Mientras, en Asturias, Aragón, gran parte de Castilla y León y Andalucía ganan las mujeres.

En cuanto a accidentes leves, sólo aprueban los jóvenes de Ciudad Real y Soria, mientras que los que peor resultado registran son los de Madrid, seguido de los conductores de Málaga, Sevilla, Baleares, Santa Cruz de Tenerife y Cádiz.

En cambio, las mujeres obtienen más aprobados si se tienen en cuenta en relación a todo el colectivo de conductores, pues su conducción supera el 5 en nueve provincias: Soria, Teruel, Huesca, Ciudad Real, Ávila, Cuenca, Zamora, Segovia y Orense. Los varones jóvenes aprueban en tan sólo un territorio: Ciudad Real.

3,7 VECES MÁS PROBABILIDADES DE TENER UN ACCIDENTE GRAVE

El informe muestra también cómo la probabilidad de tener un percance va descendiendo conforme se gana experiencia al volante. Mientras que un joven con sólo un año de carné tiene 3,7 veces más probabilidades de tener un accidente de tráfico grave que un conductor experimentado, esta diferencia baja a 1,6 veces al alcanzar los 10 años conduciendo.

Otro fenómeno que muestra el estudio es que, cuando se analizan los vehículos involucrados en colisiones, los de dos ruedas tienden a sufrir más accidentes graves.

Igualmente, destaca el dato de los ciclomotores. Según el estudio, un conductor menor de 35 años y con menos de un año de experiencia tiene 6,7 más probabilidades de sufrir un accidente grave que una persona que lleva más de una década conduciendo este tipo de vehículos.