Un médico ha diagnosticado a una vecina de San Gabriel «congestión faringea y bronquitis aguda» relacionadas con «la presencia de vertidos tóxicos» en el Barranco de las Ovejas el pasado mes, según su diagnóstico, y que provocó la muerte de centenares de peces.

La enferma, R. M. C. M., comentó ayer que empezó a desarrollar los síntomas «justo después de que aparecieran los peces flotando».

Las asociaciones vecinales de La Prosperidad y Gran Vía Sur responsabilizaron «a las empresas de graneles del puerto» y reclamaron paralizar la instalación de los silos de cemento. Costas no dio respuesta.