Los hechos ocurrieron sobre las diez de la noche, cuando agentes que realizaban labores de prevención fueron alertados por la Sala del 091 para que se dirigiesen a una calle del distrito de Trànsits, donde se estaba produciendo una reyerta entre varias personas que llevaban armas blancas, según han informado las fuerzas de seguridad en un comunicado.

Cuando los policías se dirigían a la zona, recibieron otro aviso sobre

que había una persona herida que sangraba y se marchaba del lugar. A su llegada, los agentes fueron requeridos por dos ciudadanos y averiguaron que momentos antes varias personas habían agredido a un joven y habían intentado apuñalarlo.

Los policías inspeccionaron el lugar y hallaron un cuchillo de unos 35 centímetros, fracturado en varias partes. Además, averiguaron que la víctima había huido a la carrera y no respondía al teléfono. Asimismo, observaron un goteo de sangre intermitente muy cerca de donde se encontraba el cuchillo y manchas de sangre sobre la puerta de un coche.

Los agentes realizaron una batida por las inmediaciones y localizaron en una calle del distrito de Trànsits a cuatro hombres que coincidían con las características físicas aportadas. Uno de ellos sangraba en una mano y llevaba las zapatillas salpicadas de sangre.

UN SOSPECHOSO SACÓ UNA NAVAJA ANTE LOS AGENTES

Los efectivos dieron el alto al grupo. En ese momento, uno de los hombres sacó de entre sus ropas una navaja. Los policías insistieron al sospechoso para que depusiese su actitud y este dejó el arma en el suelo. Finalmente, los agentes detuvieron a los individuos como presuntos autores de un delito de homicidio en grado de tentativa.

Asimismo, los policías averiguaron que la víctima se encontraba en un hospital de València y se dirigieron al mismo. Allí, el joven esperaba a que le realizasen pruebas y permanecía en observación por las lesiones.

El agredido, que se encontraba junto a su novia, había mediado en una discusión, momento en que fue golpeado por la espalda y cayó al suelo. Varias personas comenzaron a propinarle golpes y patadas por el cuerpo y la cabeza.

Uno de los agresores sacó un cuchillo y, presuntamente, trató de clavárselo en el pecho, pero no lo consiguió, ya que la novia de la víctima y una amiga intercedieron y aprovechó para huir. Los agentes

continúan las investigaciones para esclarecer los hechos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.