La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa.
La alcaldesa de Almonte, Rocío Espinosa. EUROPA PRESS

En concreto, la aprobación de este documento acabará con las actuales limitaciones que el propio Ayuntamiento se impuso a través de su PGOU, que son más restrictivas que la legislación sectorial andaluza.

En rueda de prensa, y preguntada por este asunto, la alcaldesa ha asegurado que "todas las plazas hoteleras en Matalascañas son necesarias porque el objetivo es que sea una gran urbanización turística". Además, ha añadido, "estamos potenciando el segmento del turismo de naturaleza, precisamente para romper la estacionalidad y ampliar la temporada".

En este punto, ha explicado que "se da la paradoja de que la normativa andaluza permite más plazas hoteleras de las que permite nuestro propio PGOU, por lo que se hace necesario este trámite para facilitar el desarrollo hotelero en el suelo urbano hotelero que aún queda disponible en el núcleo costero", refiriéndose a seis parcelas.

La primera edil ha puesto como ejemplo que "el PGOU permite la construcción de un centenar de plazas hoteleras, por ejemplo, y la normativa andaluza 150", indicando además que ha sido la iniciativa privada "la que nos ha hecho pensar por qué limitarnos si existen las parcelas y tenemos las herramientas".

No obstante, ha dejado claro que "no se trata de aumentar el volumen ni de hacer una Matalascañas saturada o llena de ladrillos en primera línea de playa ni de realizar ninguna barbaridad turística", sino que el objetivo es "poner en carga las parcelas vacías, algunas propiedad del Ayuntamiento y otras privadas".

Por último, ha asegurado que "la filosofía del Consistorio sigue siendo la de mantener el equilibrio con el entorno natural, lo único que se hace es modificar el uso residencial a uso hotelero", considerándola "una innovación muy sensata y realizada con los pies en la tierra".

Consulta aquí más noticias de Huelva.