Una vez aprobado el Plan, se podrán comenzar a desarrollar las contrataciones desde este mes de enero, ya que las ayudas tienen carácter retroactivo, de manera que servirán para sufragar los costes correspondientes desde el 1 de enero hasta el 30 de noviembre.

Los criterios establecidos por la institución no fijan límite de contrataciones, sino que aporta una cantidad fija del dinero disponible para cada ayuntamiento, de manera que permitirá subvencionar con 61,83 por día a cada trabajador.

Así, la Diputación de León será la encargada de sufragar el salario base del trabajador, los pluses recogidos en los convenios colectivos, la parte proporcional de las pagas extraordinarias en función del tiempo que trabaje cada empleado y la indemnización por la finalización del contrato.

Las solicitudes se podrán presentar en el plazo de diez días naturales contados a partir de la publicación de las bases correspondientes en el Boletín Oficial de la Provincia, aunque se podrá justificar desde el 1 de enero porque tiene carácter retroactivo.

Consulta aquí más noticias de León.