Así lo han indicado los portavoces de estas formaciones en la rueda de prensa posterior a la Junta de Síndics al ser preguntados por el hecho de que la Agencia Antifraude tenga que pagar un alquiler por instalar su sede en València y no esté en un espacio de titularidad pública.

Al respecto, Fran Ferri (Compromís) ha indicado que tiene constancia de que la actual ubicación de la sede "no era la primera opción" que se barajaba, por lo que espera que este tema se resuelva "lo antes posible" y finalmente la agencia se ubique en un "espacio público" que sea "más asequible para las arcas públicas".

Desde Podemos, la portavoz adjunta Fabiola Meco ha considerado que hay espacios públicos vacíos que permitirían albergar esta sede: "Nos parece que han dejado poca salida y lamentamos la nula colaboración entre la Generalitat y el Ayuntamiento de València al respecto".

Por su parte, Manolo Mata ha defendido que este organismo se creó con estructuras "desgubernamentalizadas" y, por tanto, la Generalitat no tiene obligación de cederle edificios. "La agencia, con su autonomía, debe tomar las decisiones que vea correctas", ha apostillado.

Sin embargo, ha señalado que personalmente el precio del alquiler le parece "una barbaridad" porque no ve que la agencia tenga la necesidad de estar en el centro de la ciudad. "Creo que hay muchos edificios públicos que deberían estar al servicio de la agencia, pero esto es una garantía de su independencia del gobierno valenciano", ha zanjado.

Consulta aquí más noticias de Valencia.