Centro Internamiento de Inmigrantes
El centro de inmigrantes, antiguo Hospital Penitenciario de Carabanchel AGENCIAS

La organización Ferrocarril Clandestino, que aglutina a distintos colectivos sociales y organizaciones no gubernamentales, denunció hoy el "limbo jurídico" existente en los Centros de Internamiento para Extranjeros (CIE's) y señaló casos de "maltrato y vejaciones" así como de insalubridad en el CIE del madrileño barrio de Carabanchel.

Coincidiendo con la celebración hoy del Día Internacional del Migrante, el colectivo se hizo eco de un escrito dirigido a la Comisión Europea por "las internas del Pabellón de mujeres del CIE de Carabanchel", en el que, entre otras irregularidades, se denuncia que no hay calefacción "y el frío es terrorífico" dentro del edificio que antaño fuera un centro penitenciario.

No hay calefacción y el frío es terrorífico

En la carta, las internas señalan que pasan hambre y cuando reciben comida, en ésta "se encuentran pelos, gusanos, excrementos de ratas y restos de cucaracha". Asimismo, denuncian que "el médico que hay, sólo receta paracetamol para todos", incluso para aquellos que debieran seguir una medicación controlada.

"En los calabozos del centro a altas horas de la madrugada hemos escuchado como maltratan a los internos y no contentos con el maltrato, no les dan de comer durante el tiempo que están allí. También nos tienen amenazados diciendo que si denunciamos, podemos ir a la cárcel o más rápido ser expulsados", afirma el escrito.

"No existe posibilidad de defensa para aquellos que sufren el confinamiento por una mera sanción administrativa y que no han cometido ningún delito penal", afirma la organización, para quien "ese confinamiento se produce en condiciones brutales, vejatorias, con numerosos testimonios de agresiones, maltrato psicológico y físico".