Los populares señalan que, tal y como se explica en la exposición de motivos de la ley, la prisión permanente revisable no renuncia a la reinserción del penado, pues una vez cumplida una parte mínima de la condena, "un Tribunal deberá valorar nuevamente las circunstancias del penado y del delito cometido y podrá revisar su situación personal".

De este modo, indican que "la pena de prisión permanente revisable no constituye una suerte de pena definitiva en la que el Estado se desentiende del penado". Al contrario, aseguran, se trata de una institución que compatibiliza la existencia de una respuesta penal ajustada a la gravedad de la culpabilidad, con la finalidad de reeducación a la que debe ser orientada la ejecución de las penas de prisión".