La presidenta del Consell, Susana Mora, ha anunciado que el alquiler de viviendas quedará restringido a las zonas turísticas que marca el Plan Territorial Insular, aunque ha aceptado siete excepciones: Fornells, Es Grau, Sa Mesquida, Es Murtar, Cala Sant Esteve y Cales Coves, donde sí se podrán dedicar viviendas al alquiler turístico, también en edificios plurifamiliares.

Mora ha defendido que esta decisión busca "mantener el modelo de isla" y que "consigue un equilibrio entre las necesidades sociales y económicas". La presidenta menorquina ha reconocido que ha resultado imposible alcanzar un acuerdo unánime con los ocho municipios de Menorca y ha acusado del desacuerdo a los dos ayuntamientos del PP, Es Castell y Alaior.

Esta zonificación será elevada a pleno previsiblemente en el mes de febrero para su aprobación inicial y tras un periodo de exposición pública de un mes pasará a aprobarse definitivamente, poniendo fin a la moratoria de licencias.