Mónica Oltra
Mónica Oltra EUROPA PRESS

La vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, ha reivindicado este martes la constitución de una identidad valenciana "basada en el patriotismo de la gente" y no en banderas, con un sistema que sea garantía del cumplimiento de los derechos sociales como "rasgo definitorio del pueblo valenciano", cohesionando a la sociedad en torno a un modelo de bienestar y protección del que los valencianos "puedan sentirse orgullosos".

Así se ha pronunciado la también consellera de Igualdad y Políticas Inclusivas en su intervención en el Forum Europa Tribuna Mediterránea, en la que ha lamentado que esta es "una época donde las banderas sirven para esconder o recortar derechos y la patria enmascara a las personas, donde la testosterona sustituye al diálogo y los patriotismos épicos sustituyen a las identidades cívicas".

Frente a ello, ha incidido, apuesta por "un patriotismo de la gente y no de los símbolos" y por una identidad "basada en el orgullo de pertenecer a una sociedad inclusiva y no por oposición o épica histórica", por pertenecer a una sociedad que "no deja a nadie abandonado".

Oltra, que ha sido presentada por la presidenta del Colegio de Registradores de España, María Emilia Adán, ante un auditorio en el que se encontraban, entre otros, el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, distintos consellers y el alcalde de València, Joan Ribó,

ha centrado su intervención en hablar de "visibilidades e invisibilidades" y ha recordado el deber de los poderes públicos de "salvaguardar a los invisibles", a personas en riesgo de exclusión y marginadas.

Tras recordar el corpus legislativo impulsado por el Consell en el ámbito social, con iniciativas como la 'ley trans' o la Renta Valenciana de Inclusión, un Código Social que "amplía derechos, incrementa el bienestar, genera cohesión social y actividad económica y aumenta la felicidad de todas las personas", ha hecho referencia a tres invisibilidades, relacionadas con las políticas sociales, la desigualdad de género y la de los valencianos respecto al conjunto del país.

En el primer caso, ha subrayado que el Consell apuesta por la recuperación del sistema público de protección social "como elemento identitario" y ha calificado de "paradójico" que en tiempos de crisis, "cuando más necesidad había de protección social", haya sido cuando se han reducido "al mínimo" los servicios sociales pese a que

la inversión social "crea empleo y activa la economía".

Se ha referido al "milagro portugués" y ha indicado que con el trabajo realizado desde la Comunitat "probablemente si no fuera la Comunitat estaríamos hablando del milagro valenciano". Asimismo, ha criticado el "imaginario" que se intenta introducir según el cual los derechos se transforman en "mercaderías".

Sobre la desigualdad de género, ha indicado que la igualdad legal "no se corresponde con la igualdad real" y también ha subrayado en relación a la violencia de género la necesidad de que toda la sociedad se implique y el propio entorno de las víctimas denuncie.

LA COMUNITAT, PROTAGONISTA EN EL DEBATE CONSTITUCIONAL

Por otra parte, ha lamentado la "invisibilidad" con la que el Estado "trata a los valencianos" con el "injusto y anticonstitucional sistema de financiación, que "infringe el artículo 156 de la Constitución" al no garantizar la suficiencia financiera de las autonomías.

Este "objetivo político de debilitamiento de los servicios públicos y de recentralización política" con la infrafinanciación e infrainversión, ha continuado, convierte a los valencianos en "ciudadanos de segunda".

Sobre la Carta Magna, Oltra considera que presenta "síntomas inequívocos de agotamiento" y ha abogado por una reforma "en defensa de los intereses del pueblo valenciano", que desarrolle derechos y con un Estado federal con un sistema "leal, representativo y eficiente de corresponsabilidad política entre los diferentes niveles de gobierno".

"Hay que buscar un nuevo encaje constitucional de las diferencias territoriales y novedades sociales", ha indicado, y en esa reforma "la Comunitat Valenciana tiene que formar parte de este debate para dejar de ser invisible". "Ha llegado el momento de ser parte activa de los nuevos tiempos que se aproximan", ha aseverado la vicepresidenta. Según ha dicho, el Consell puede presentar "una hoja de servicios que le avala" porque aunque "queda mucho por hacer, se ha hecho mucho".

"ME VEO DENTRO DE UN SEGUNDO BOTÀNIC"

En el turno de preguntas, y al ser preguntada dónde se ve en un hipotético segundo Acord del Botànic en 2019, Mónica Oltra ha indicado que se ve "dentro de un segundo Botànic, que ya es mucho" y también ha negado que, como dice Podemos, a Compromís le falte voluntad transformadora.

La vicepresidenta ha reivindicado la "transformación profunda que el Consell está realizando" y cree que las cifras y las personas beneficiadas "hablan por sí mismas". "Invito a cualquier a que pregunte a las personas a las que hemos mejorado la vida", ha subrayado.

Por último, sobre la reforma de la ley electoral valenciana para introducir la paridad, rebajar la barrera al 3% o introducir una circunscripción única, ha señalado que esa modificación "podría ser urgente por las tres cosas" y ha indicado que una ley que "profundice en la calidad democrática" a la hora de elegir los representantes en las Corts "siempre es bienvenida y siempre es urgente".

Consulta aquí más noticias de Valencia.