Unos investigadores hallaron que, entre casi 3.200 empleados de una empresa farmacéutica en Estados Unidos, los que sentían que tenían la mayor flexibilidad laboral eran más propensos a tener hábitos saludables, como hacer ejercicio y dormir lo suficiente.

En realidad no se conoce la causa, pero la gente podría organizar su vida para poder hacer más ejercicio

El estudio analizó la percepción que tenían los empleados de la flexibilidad laboral, pero no qué elementos específicos del lugar de trabajo los hacía sentirse así.

La empresa en la que trabajaban les ofrecía alternativas laborales cuando era posible; por ejemplo, algunos empleados pueden trabajar en el hogar, mientras que otros pueden "compartir el trabajo" o tener libertad para organizar su horario laboral.

Los resultados, publicados en Journal of Occupational and Environmental Medicine (inglés), sugieren que esa flexibilidad no sólo le da a los empleados más libertad, sino también los ayuda a estar sanos.

Durante años se consideró que la flexibilidad laboral es buena para el bienestar de los empleados, explica el doctor Joseph G. Grzywacz, del Wake Forest University School of Medicine, en Winston-Salem, Carolina del Norte.El nuevo estudio respalda esa hipótesis.

Se desconoce la causa de que tengan unos hábitos saludables, precisó Grzywacz. "Mi presentimiento dijo es que podrían organizar sus días como para incluir actividades como el ejercicio."