En un artículo publicado en Diario de Sevilla, recogido por Europa Press, Espadas ha detallado que los embalses están al 62,7 por ciento de su capacidad y se cuenta con una reserva que "garantiza el suministro a corto y medio plazo", algo que achaca a diferentes factores, como son la climatología y la concienciación respecto a este recurso.

El también presidente de Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla S.A. (Emasesa) recuerda que en los años posteriores a la Exposición Universal de 1992 "apenas había agua en los embalses y las restricciones de agua en los hogares condicionaban el día a día".

"De aquella crítica situación, los sevillanos aprendimos muchas lecciones y empezamos a valorar el agua como recurso fundamental y frágil, un problema que no podían afrontar sólo las Administraciones públicas, sino que también requería la solidaridad y esfuerzo de todos", sentencia, incidiendo en que, gracias a aquella experiencia, en Sevilla se consume hoy una media de 112 litros por habitante y día frente a los 173 de aquella época.

Considera que actualmente se es "muy consciente" de que los efectos del cambio climático se traducirán en mayores periodos sin lluvias por lo que "la realidad obliga a repensar la forma de gestionar los recursos disponibles". "Y como hace 25 años, se trata de una labor de todos", añade, agregando que esa "ejemplar conducta ahorradora que la ciudadanía sevillana tiene ya interiorizada en su día a día es clave".

Así, hace mención a la campaña lanzada por Emasesa, con el lema 'El agua de hoy es también el agua del futuro', con el objetivo de recordar lo importante que es cuidar de los recursos hídricos en un escenario como el actual, "donde la sequía no es un fenómeno extraño sino recurrente al que hay que combatir cada día". Estamos haciendo las cosas bien, pero no debemos bajar la guardia", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.