Lo asturianos se sitúan, así, en cabeza a este respecto, por delante de Castilla La Mancha (63,8%) y Castilla y León (59%). Por el contrario, los que menos aseguran no poder vivir sin coche son los baleares (31%) y los vascos (39,8%).

La dependencia al coche llega a ser tal en la región que incluso un 52,2% de la población de Asturias afirma que depende de su coche de forma diaria.

En este sentido, son los extremeños los que se sitúan a la cabeza en cuanto a dependencia (60%), seguidos de cerca por gallegos (59,5%) y andaluces (55,2%), y en contraposición a vascos (34,1%), aragoneses (37,9%) y madrileños (39,2%).

La comodidad, flexibilidad y rapidez que caracterizan al transporte privado sigue imponiéndose en la región ante el coste o los posibles problemas de aparcamiento que conlleva su uso, como muestra el hecho de que el 52,2 por ciento de los asturianos afirma que el motivo por el que suele coger el coche a diario es porque lo prefiere al transporte público.

Solo un 19,6 por ciento de la población asturiana prefiere hacer uso de vehículos diferentes al automóvil para desplazarse, como por ejemplo la motocicleta o la bicicleta.

Consulta aquí más noticias de Asturias.