Carmen Calvo y Teresa López Viejo, en la sede del PSOE
Carmen Calvo y Teresa López Viejo, en la sede del PSOE EUROPA PRESS

"Hace un siglo un presidente de los EE.UU, Woodrow Wilson, dijo que no se podía ser demócrata sin ser feminista", ha apuntado la ex ministra de Cultura poco antes de participar en la sede del PSOE de Valladolid en un encuentro con militantes en el que, entre otras consideraciones, ha sostenido que la democracia avanza si los derechos de la mitad de la población de este país son "ciertos, reales".

En este sentido, Calvo, en declaraciones recogidas por Europa Press, ha criticado a un PP que no ha creído nunca en esto y que tan sólo se preocupa de las élites económicas, frente a un Partido Socialista que lleva doscientos años empeñado en asentar la democracia sobre la base de la soberanía popular entre hombres y mujeres.

Y es que, como así apunta, el Gobierno de Rajoy "se ha olvidado de las Leyes de Igualdad impulsadas por los socialistas y las ha dejado sin presupuesto porque son "cuestiones que no figuran entre sus prioridades", al tiempo que ha acusado de falta de sensibilidad al propio presidente, a quien reprocha que muy pocas veces se le ha visto lamentarse por los continuos asesinatos de mujeres "por el mero hecho de ser ciudadanas".

En este contexto, la secretaria de Igualdad de la Ejecutiva Federal del PSOE ha enmarcado el apoyo al Pacto contra la Violencia de un Gobierno "que por sí solo parecía que no quería tirar para adelante y que lo incumple", en referencia a los 200 primeros millones que aún siguen sin activarse y que, como así advierte, "son vitales porque los ayuntamientos sin ellos no pueden ayudar a prevenir la violencia de género".

Calvo recuerda que en el último 39 Congreso del PSOE dicho partido se definió como feminista "porque responde a más de la mitad de la población en muchos de sus problemas", de ahí su convencimiento de que el partido que lidera Pedro Sánchez se ha convertido en una auténtica "alternativa a la derecha vieja y a la joven, que no se enteran de esto".

REORDENAR COMPETENCIAS EN LA NUEVA CONSTITUCIÓN

Sobre la reforma de la Constitución, precisamente en su condición de integrante del equipo negociador de los primeros trabajos, Carmen Calvo explica que la tarea inicial pasa por un análisis de la experiencia vivida en los últimos cuarenta años y del funcionamiento del sistema autonómico y sus "desajustes" con una revisión que los socialistas pretenden que incorpore elementos federalistas y, fundamentalmente, para que el texto reformado "reordene las competencias".

Al respecto, la exministra aboga por recoger unos "mínimos" a fin de aclarar el marco competencial, de gran importancia para ayuntamientos y comunidades autónomas y para evitar polémicas que al final acaba resolviendo el Tribunal Constitucional.

"La mejor forma de querer a la Constitución es cumplirla, reformarla para que se adapte a la nuevas generaciones que no la votaron y hacer un nuevo pacto por otros cuarenta o cincuenta años de normalidad democrática. Hemos vivido hasta ahora los cuarenta años más luminosos y pacíficos de la historia reciente de España", ha sentenciado la socialista.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.