La duquesa de Alba, en una foto de archivo.
La duquesa de Alba, en una foto de archivo. Archivo

El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha impuesto a Diego Cañamero, secretario general del Sindicato de Obreros del Campo (SOC), una fianza de 3.000 euros como consecuencia de la querella presentada por la defensa de la duquesa de Alba contra el líder jornalero por calumnias.

Javier Saavedra, abogado defensor de Cayetana Fitz James Stuart, presentó esta querella ya que ,presuntamente, líderes del sindicato acusaron a la duquesa de no cumplir en sus cortijos la normativa laboral sobre convenios y salarios y de haberse "beneficiado indebidamente" de ayudas europeas.

El juzgado ha notificado a Cañamero el pago de esta fianza, que deberá abonar antes del jueves. Sin embrago, afirma que no pagará "ni un duro". Además, el líder sindical ha acusado a los jueces de no ser imparciales, al haberle impuesto una fianza por decir algo que sigue pensando: que la duquesa de Alba contrata a inmigrantes irregulares en sus fincas.

El abogado del SOC, Luis Ocaña, advierte que eso podría acarrear el embargo de los bienes de su cliente e incluso su detención.

Antecedentes

La querella presentada por la defensa de Cayetana responde a otra interpuesta por el SOC contra la duquesa por un delito de injurias, cuando presuntamente dijo en una cadena de televisión que "unos cuantos locos me dan igual" y que "todos los que estaban allí son unos delincuentes", en referencia a la manifestación que el SOC convocó el 28 de febrero de 2006 ante el Teatro de la Maestranza de Sevilla para protestar por su nombramiento como Hija Predilecta de Andalucía.

La Audiencia de Sevilla absolvió a la duquesa de Alba en octubre, aunque previamente fue condenada por un juzgado sevillano a pagar una multa de 6.000 euros.

Por este motivo, el SOC ha presentado un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional (TC).