Búho real del Parc Natural de Cap de Creus
Búho real del Parc Natural de Cap de Creus GOVERN

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural ve responsabilidad en tres empresas -Iberdrola Distribución Eléctrica SAU, Correos y Telégrafos, y Renfe- por electrocución de aves en la Zona de Especial Protección para las Aves de la Serra del Montdúver y la Marjal de la Safor. La propia administración readaptará sus torretas; con dos mercantiles llegó a un acuerdo para la modificación de medidas, mientras que a Correos le ha ordenado adaptar sus instalaciones.

Así consta en diferentes escritos a los que ha tenido acceso Europa Press y que se producen tras la petición de la Fiscalía Provincial de Valencia a la conselleria de buscar soluciones para evitar la electrocución de aves.

Desde abril de 2005 hasta marzo de 2016 se registraron 24 muertes por electrocución de aves protegidas en esta zona -ocho búhos reales; cinco ratoneros; nueve águilas calzadas; y dos cernícalos-. Como consecuencia, el ministerio público reclamó a la conselleria que iniciara un procedimiento de exigencia de responsabilidad medioambiental a las empresas propietarias de las torres de alta tensión que se encuentran en estos terrenos. Se trata de Iberdrola Distribución Eléctrica SAU, Correos y Telégrafos, Generalitat Valenciana-Retevisión Mondúver y Renfe.

La conselleria abrió dicho expediente y fruto del mismo ha llegado a un acuerdo con Iberdrola y Renfe, mientras que a Correos le ordena una revisión de las medidas. Por su parte, asume su responsabilidad en las torretas de su propiedad y las readaptará.

En concreto, respecto al acuerdo con Iberdrola y Renfe, la conselleria considera "apropiadas" las medidas que proponen estas mercantiles para prevenir y evitar casos de electrocución. Se contempla que las mismas deben cumplir las prescripciones técnicas y las medidas de prevención contra la electrocución establecidas en el Real Decreto 1432/2008, de 29 de agosto.

Renfe tendrá que adoptar medidas en 15 apoyos o torretas, por lo que se considera que el proyecto se puede ejecutar en una sola fase total en seis meses. Por su parte, Iberdrola se centrará en otros 185 apoyos de su propiedad y el proyecto deberá ejecutarlo en un año.

En cuanto a Correos, es titular de una línea aérea de media tensión en esta zona protegida con un total de 12 apoyos o torretas. La conselleria declara la existencia de responsabilidad medioambiental de este operador y le impone que adopte medidas para proteger a la avifauna. Le da un plazo de ejecución de dos meses.

En mayo de 2016 el Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil en Gandia (Valencia) remitió un atestado a la Fiscalía que motivó una investigación penal en torno al fallecimiento de estas aves protegidas. Transcurridos unos meses, se archivó esta vía y se inició una investigación en la Sección de lo Contencioso-Administrativo que derivó en una reclamación a conselleria, que ha adoptado medidas para subsanar los errores.

Consulta aquí más noticias de Valencia.