Luís Villares, portavoz del Grupo de En Marea, en rueda de prensa
Luís Villares, portavoz del Grupo de En Marea, en rueda de prensa EUROPA PRESS

En Marea ha presentado un total de 14 medidas encaminadas a reducir la tarifa eléctrica que pagan los consumidores, la cual considera "una estafa" con permiso del Boletín Oficial del Estado (BOE) por las distintas medidas que permiten a las eléctricas reflejar las subidas puntuales de la luz en la factura que envían a domicilios y empresas.

En rueda de prensa, el diputado de En Marea Francisco Casal ha denunciado que picos de subida de la luz a lo largo del día -producidos por la necesidad de financiación en un momento puntual, por ejemplo- acaban repercutiendo a los consumidores, pero ha puesto en duda que se pueda implantar una tarifa eléctrica propia de Galicia como demanda el BNG y cuyo estudio de la medida, no obstante, pidieron todos los grupos de la oposición en el Parlamento de Galicia.

Además, Francisco Casal, que ha denunciado que el precio de la electricidad se situó en "el doble" en enero de 2017 frente a 2016 con una subida del 40 puntos más que en el país europeo donde más subió, ha advertido de que las eléctricas venden energía a otros países cuando tienen necesidad y están los picos muy altos, lo que acaba subiendo la tarifa en España.

Por su parte, el portavoz parlamentario de En Marea, Luís Villares, ha reprochado la "estafa masiva" que significa la factura de la luz, que no se debe a los "costes de producción", sino a "leyes injustas que hay que cambiarlas".

"Las leyes que son injustas hay que cambiarlas, por eso vinimos a la política", ha reivindicado Villares, quien ha manifestado que es una "historia de terror que produce frío", pero que "al final" confía en que se puedan conseguir un "final cálido".

14 MEDIDAS

En Marea pide, en sus 14 medidas, "excluir" del pool de pujas diarias la producción eólica, hidráulica, nuclear y parte de la de carbón; eliminar la obligatoriedad de los comercializadores de participar en el mercado diario, para adquirir la totalidad de energía de sus clientes, poniendo a su disposición la posibilidad de contratar a precios regulados la energía de las centrales nucleares y un porcentaje de la hidráulica, la eólica y las centrales de carbón.

"Exigir" la "real separación" de las actividades de producción, distribución y comercialización; tomar el control de la gestión de la red de distribución por el Estado; y "centralizar" en el operador del sistema la gestión de toda la producción hidráulica y el bombeo son otras medidas.

En Marea también reclama desarrollar reglamentariamente los artículos de la ley del sector eléctrico que permitan crear las modalidades de contratación y sociedades gestoras que permitan la gestión de la producción de origen nuclear, hidráulico y de carbón y su puesta a disposición de los comercializadores con determinadas condiciones.

La formación política apuesta, asimismo, por el fomento de la autoproducción y el autoconsumo; por incrementar las pujas y las concesiones de potencia para instalar la producción renovable y pide que las eléctricas devuelvan los incentivos por los "teóricos" costes de transición a la competencia.

La serie de medidas que propone En Marea se completan con la reclamación de una auditoría del déficit de tarifa, la prohibición de las puertas giratorias durante diez años, y con que se promueva un cambio en el concepto y gravamen del impuesto sobre la electricidad, que actualmente se carga por igual a todos los consumidores. Finalmente, pide que se estudie una bajada del IVA para las potencias y consumos establecidos como "imprescindibles".

Consulta aquí más noticias de A Coruña.