Puig durante la entrega del Premio Convivencia en el Palau
Puig durante la entrega del Premio Convivencia en el Palau GVA

El presidente de la Generalitat Valenciana, Ximo Puig, ha entregado este lunes en el Palau de la Generalitat el XXVI Premio Convivencia de la Fundación Manuel Broseta a Societat Civil Catalana y ha resaltado durante su discurso que a la Comunitat le "duele especialmente" lo que está ocurriendo en Cataluña y desea que se supere esta situación, al tiempo que ha exigido que "nadie utilice el separatismo para recentralizar".

"Que nadie utilice el separatismo para menospreciar las diferentes lenguas, culturas y sentimientos que existen en España", ha dicho, para

agregar: "Ni uniformidad, ni identitarismo, que nadie olvide en el debate territorial que en los territorios viven personas".

A la ceremonia de entrega, que se realiza tradicionalmente en el Saló de Corts, han asistido los expresidentes autonómicos Joan Lerma y Eduardo Zaplana; el delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues; las conselleras Gabriela Bravo y Carmen Montón en representación del Consell; representantes sindicales y empresariales; los vicepresidentes de las Corts Carmen Martínez y Alejandro Font de Mora, además de diputados del PSPV, Ciudadanos y PP, mientras que no han acudido los de Podemos y Compromís.

En su intervención, el jefe del Consell ha comenzado recordando la figura de Manuel Broseta, asesinado por ETA hace 26 años, y su trabajo en un momento "muy difícil", y ha destacado que "acordar y pactar ni ayer ni hoy es traicionar".

"Manuel Broseta, como Habermas, creía que el diálogo es la única vía para abordar los confictos en las sociedades democráticas avanzadas, porque implica obligatoriamente reconocer a los otros como iguales, implica hablar de lo que nos une pero también de lo que nos separa; implica, en definitiva, ver a los que no piensan ni sienten como nosotros, como a personas con intereses diferentes y respetables, como adversarios pero nunca como enemigos", ha subrayado.

"NUEVO CENTRALISMO" ANTE EL SEPARATISMO

Este año, cuando se cumplen 40 años de la aprobación de la Constitución, Puig ha querido resaltar que "la democracia no es un monólogo" y "más allá de la necesaria actualización de la Constitución, los principios son plenamente vigentes". Así, ha apelado al espíritu integrador "frente a los maniqueísmos", criticando la "superación de la simplificación del debate político".

En este punto, ha advertido que el modelo de convivencia "se ve amenazado también por un nuevo centralismo que ha surgido como un acto reflejo a los impulsos separatistas" y "la respuesta está en los matices" como hace cuatro décadas, ha asegurado.

A su juicio, la convivencia debe ser el objetivo de la política y ese es el significado de un premio como este, que se otorga a SCC -a la que ha dado la enhorabuena- y ha defendido el respeto a la pluralidad y la diversidad como "la mejor manera de convivir".

Ha citado a Stuart Mill para afirmar que "sólo habrá sociedades libres, y por tanto plenamente democráticas, cuando el respeto escrupuloso a la voluntad de la mayoría no comporte la marginación, la persecución o la negación de las minorías".

Puig ha asegurado que la Comunitat Valenciana, como Cataluña, no ha sido nunca una sociedad "cerrada" y por esa identificación con su espíritu abierto, le "duele" lo que está ocurriendo allí. "Nos duele la fractura; los valencianos, desde el respeto, no son indiferentes y deseamos la superación de una situación que perjudica a Cataluña, al conjunto de España y a la Comunitat Valenciana".

El 'president' ha puesto en valor el respeto y la tolerancia propugnada por Ernest Lluch, el propio Broseta y Francisco Tomás y Valiente, que "les costaron su propia vida a manos de los intolerantes", y ha asegurado que "conviene tener muy presente su legado frente a las nuevas formas de violencia, el terrorismo global, las voces en todo el mundo que hablan de muros, de exclusiones y marginaciones o que quieren reducir la democracia a los aspectos más insustanciales".

"Conviene recordar su mirada ilustrada frente a la cosificación del otro, la posverdad o las fake news, la esterilización de la razón y el avance del descrédito como argumento político", ha agregado, para concluir su intervención manifestando la voluntad de "encontrar un común diverso" y "que el espíritu crítico y el compromiso cívico no se agote nunca".

UN PREMIO POR LA "LABOR ENCOMIABLE" DE SCC

El presidente de la Fundación Profesor Manuel Broseta, Rafael Ferrando, ha subrayado el "juicio y acierto" del jurado que "con total independecia" resolvió conceder el galardón a SCC, a quien ha agradecido su "exitosa labor de movilización ciudadana" y su "labor encomiable" a la hora de "promover, difundir y fomentar la cohesión y la convivencia" entre los ciudadanos de Cataluña y también con el resto de españoles.

Tras destacar que la candidatura contaba con el respaldo de medio centenar de catedráticos de Derecho Constitucional, Ferrando ha puesto en valor la Constitución y ha recordado que el 23F fue "aplacado por el Estado de Derecho" y España ha vivido en las últimas cuatro décadas "los mejores años de su historia".

COMPROMISO CON UNA CATALUÑA "ABIERTA Y PLURAL"

Ahora, ha dicho, "nadie tiene que venir a darnos lecciones de democracia", pero el independentismo catalán "amenaza con fracturar el legado recibido". Se trata de "un ataque a la legalidad" y "solo desde el imperio de la ley será posible la vuelta a la armonía", ha agregado.

Por ello, ha destacado el trabajo de Societat Civil en defensa de población "a la que se ha ido marginando" y por su compromiso con "una Cataluña abierta, plural y genuinamente democrática, plenamente integrada en España y en la Unión Europea".

Consulta aquí más noticias de Valencia.