Nota De Prensa
Nota De Prensa GUARDIA CIVIL

Los hechos se remontan a los meses de marzo y mayo del año 2017 en los que se cometieron tres atracos en la localidad de Santa Ponça, uno de ellos en un restaurante y dos en salones de juegos recreativos.

En todos ellos, el autor portaba un arma de fuego simulada con la que amenazó a los empleados, según informa la Dirección General de la Guardia Civil de Baleares.

Así, tras la investigación abierta por la Guardia Civil de Calvià, la pasada semana se procedía a la detención del presunto autor y se le practicaba un registro domiciliario en el que se incautó un arma simulada, además de varios objetos personales.

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.