Los potentes telescopios de la NASAnos han vuelto a ofrecer imágenes inéditas del espacio.

Los astrónomos han detectado el agujero negro de una galaxia que está arrasando a otra constelación vecina.

Éste es un fenómeno habitual en el espacio aunque nunca antes se había podido calcular su violencia.

La NASA ha asegurado que estas galaxias se encuentran a 1.400 millones de años luz y que es imposible que sus radiaciones afecten a la tierra.

Los astrónomos aseguran que es imposible que sus radiaciones afecten a la tierra.