Los pascueros alegran los hogares en las navidades pero si no se cuidan de forma adecuadada puede que no lleguen a año nuevo. La planta no tiene fecha de caducidad, pero si se riega demasiado o está expuesta a altas temperaturas, sus llamativas hojas rojas se caen.

Paquita, de la clásica floristería que lleva su nombre en Plaza Bibrambla, señala cúales son los errores más comunes a la hora de cuidar un pascuero: "Lo riegan demasiado, se creen que así va a estar mejor pero lo que hacen es que lo ahogan. No necesita tanta agua pero la gente piensa que regándolo todos los días se va a poner más bonito".

Casi sesenta años lleva Paquita vendiendo flores y plantas en Bibrambla y nos cuenta algun truco: "Hay que ponerlo en un platito de plástico y echarle un dedo de agua, no más. Y ya esperar lo que la planta tarda en chupar el agua, que suele ser dos o tres días". Con el calor de las calefacciones también hay que tener cuidado: "no se puede dejar cerca de los calefactores o los radiadores". También indica que es un error habitual pensar que si hace más calor, hay que regarlo más.

"Un truco es coger la maceta y ver si pesa la tierra", dice Paquita, "si pesa, no le hace falta agua y si no, pues se riega pero un dedo, no más". Aún así, desde su experiencia después de tantos años entre flores y tiestos, el auténtico truco es "entender a las plantas". "Hay que observarlas y ver lo que necesitan", confiesa, "porque no todas son iguales".