Okupas en el Centro Italiano de Cultura.
Los okupas, a las afueras del Centro Italiano de Cultura. JORGE PARIS

Una quincena de activistas antisistemas ha intentado, sin éxito, ocupar una sala del Instituto Italiano de Cultura de Madrid (c/Mayor, 86 ) en protesta por las condenas a 24 personas a 102 años de cárcel acusados de "saqueo y devastación" en las protestas de Génova (Italia) con motivo de la Cumbre del G8 en 2001.

La acción comenzó a las 12:15 horas, y los activistas trataron de negociar con el personal del edificio su entrada y permanencia en el edificio, en el que pretendían encerrarse en protesta por las condenas de sus compañeros.

"La historia somos nosotr@s. Libertad a l@s 24 de Génova 2001", dicen las pancartas.
En la puerta, otras personas del grupo, portan una pancarta en la que puede leerse: "La Historia somos nosotr@s. Libertad a l@s 24 de Génova 2001". El colectivo explicó que sólo una compañera, aquella a la que se le pedía la pena más alta (16 años de reclusión), ha sido absuelta al no considerarse probado que participara en los hechos.

En diez de los casos se admite la tipificación de "saqueo y devastación", mientras que al resto se les condena por acusaciones mas "usuales" como resistencia, atentado o desordenes públicos. En todos los casos las penas oscilan entre los 6 meses y los 11 años.

La Cumbre de Génova reunió en julio de 2001 a los siete países mas industrializados del mundo y a Rusia (G-8), y el encuentro, que duró cuatro días, estuvo marcado por la muerte de un joven italiano y cerca de 400 heridos durante los disturbios en que degeneraron las protestas antiglobalización y que reunieron a más de 150.000 personas