Andrés Carrillo, en rueda de prensa
Andrés Carrillo, en rueda de prensa EUROPA PRESS

El consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Andrés Carrillo, ha confirmado que la concreción de la bajada del tramo autonómico del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) anunciado por el presidente de la Comunidad, Fernando López Miras, está pendiente de asuntos como la aprobación definitiva de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2018.

En una rueda de prensa y al ser preguntado por este asunto, Carrillo ha reconocido que uno de los "problemas" a la hora de concretar cómo se ejecutará esa bajada del IRPF es la afectación de la Ley de Presupuestos del Estado de 2018, cuya aprobación está en el aire y que también incluiría una rebaja del IRPF en sus tramos nacional y autonómicos.

"Hasta que no se sepa si se aprueban los Presupuestos Generales del Estado no podremos terminar nuestros trabajos de impacto en el erario público", ha señalado Carrillo, quien ha señalado que, a partir de que se aprueben los PGE, "veremos cómo queda el Impuesto sobre la Renta y tendremos conocimiento para poner en marcha los estudios que nos permitan ver en qué tramos y en qué tipos aplicamos la bajada".

Otro de los factores que influye "mucho" en esta medida es el nuevo modelo de financiación autonómica en el que se está trabajando, tal y como ha señalado Carrillo. Ha señalado que el impacto definitivo de la rebaja del impuesto sobre la Renta afecta a las personas el mismo año en el que se aprueba la decisión, mientras que el impacto sobre el impacto del erario público regional repercute "dos años después".

Esto es así debido al funcionamiento del sistema de financiación autonómica, ya que la Comunidad recibe la liquidación del IRPF dos años después. "Esto es importante porque se supone que la economía ha crecido dos años después, por lo que hay mayor recaudación en todos los impuestos y damos tiempo a que haya un sistema de financiación autonómico nuevo", ha destacado.

LA BAJADA LLEVARÁ "ALGÚN TIEMPO"

Por otro lado, Carrillo ha avanzado que la bajada del tramo autonómico del IRPF llevará "algún tiempo", al igual que sucedió con la decisión sobre la bajada del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que se tomó en 2015 y su ejecución ha ido completando "fases" hasta su bonificación definitiva al 99 por ciento, que se produjo este 1 de enero.

En este sentido, ha destacado que el "punto cero" de la bajada del IRPF se fijó el pasado miércoles, cuando López Miras anunció la decisión. Hasta ahora, Carrillo ha señalado que el Gobierno regional está "trabajando sobre" esta medida sin que se haya tomado una decisión más concreta.

El criterio que está siguiendo la Consejería de Hacienda para materializar esta rebaja del IRPF es el "que estableció" López Miras cuando señaló que la segunda parte de la legislatura se destinaría a favorecer a las clases medias.

Todo ello, después de que en la primera parte de la legislatura se adoptaran medidas de calado social para ayudar a los más afectados por la crisis, a personas afectadas por la "pobreza y con discapacidad, con el aumento de la Renta Básica de Inserción, como el aumento de las plazas de residencias para mayores o la mejora de la gestión del sistema de la Dependencia", tal y como ha señalado.

DESCENSO DEL DÉFICIT PREVISTO

Por otro lado, Carrillo ha recordado que en el año 2016, que es el primer año completo de gobierno del actual Ejecutivo regional, el déficit bajó en 200 millones de euros, lo que ha calificado como una cifra "muy significativa" a pesar que no había cambiado el sistema de financiación y Murcia "seguía siendo la comunidad peor financiada junto a Valencia".

En cuanto al cierre de 2017, Carrillo ha reconocido que todavía no dispone de los datos definitivos, porque corresponden a la contabilidad nacional y dependen de la Administración General del Estado. No obstante, prevé que haya una reducción del déficit "también importante", aunque "no tanto como la del 2016".

A este respecto, ha señalado que el Gobierno murciano "quiere llevar un equilibrio entre esa reducción del déficit, que entendemos que es una responsabilidad", pero cree que se tiene que compaginar con otras cuestiones que "había que arreglar tras la crisis", como "mejorar el sistema de la Dependencia o la Renta Básica de Inserción, por ejemplo".

"Hay otros objetivos sociales y económicos muy importantes además de reducir el déficit", según Carrillo, quien cree que "la mejor política es mejorar al mismo tiempo la vida social y económica de la gente que vive en la Región mientras se reduce paulativamente el déficit".

Para que la reducción del déficit sea "definitiva", ha insistido en que es necesario cambiar el modelo de financiación autonómica, y en eso, el Ejecutivo regional "está trabajando más que nadie, empujando mucho al Gobierno central". No obstante, ha admitido que "somos conscientes de que un tema que afecta a 17 comunidades, de todos contra todos, no es fácil de resolver".

Consulta aquí más noticias de Murcia.