Hospital Universitario de Guadalajara
Hospital Universitario de Guadalajara EUROPA PRESS/JCCM

En un comunicado, la Policía Local de Guadalajara ha explicado que a las 14.05 horas del sábado, 13 de enero, se tuvo conocimiento, a través del 092, de que en una finca de la calle de Miguel Fluiters se oían los gritos de una mujer pidiendo auxilio, al mismo tiempo que fuertes golpes.

Una vez personados en dicha vivienda, una persona se negó a abrir la puerta de la misma a los agentes, por lo que estos tuvieron que acceder a través de una ventana al patio de luces, desde donde observaron a una mujer de edad avanzada con la cara ensangrentada, que indicó a los agentes que "la quieren matar".

Los agentes accedieron al interior de la vivienda a través de esta ventana, tratando de impedir su acceso dos mujeres que se encuentran en el interior de la misma. Una vez en el interior, la agredida manifestó que reside en ese domicilio y que las dos cuidadoras que se encuentran en el mismo (su hija y su nieta) "intentan acabar con ella".

La agredida, que presentaba lesiones leves en la cabeza y espalda, fue trasladada al Hospital de la ciudad. Se instruyen diligencias en la Comisaria del Cuerpo Nacional de Policía.