Los hechos tuvieron lugar el pasado miércoles 20 de diciembre cuando el propietario de la joyería escuchó golpes contra la pared que separa su establecimiento con un local abandonado adyacente y alertó a los Mossos, que localizaron la furgoneta con el material que los autores utilizaban para el butrón.

Los tres presuntos autores fueron identificados y detenidos el jueves en Esplugues de Llobregat (Barcelona), pasaron a disposición del Juzgado de Instrucción 2 de la localidad y quedaron en libertad con cargos.

Consulta aquí más noticias de Girona.