Clara Lago: corte bob y flequillo
La actriz española acudió a la premier de su película The Commuter, con un corte bob a la altura de la mandíbula, flequillo y un tono anaranjado degradé. GTRES

¿El pelo corto o largo? ¿Qué colores serán los más top? ¿Cuáles quedan mejor según el tono de piel y las facciones? ¿Flequillo, sí o no? El nuevo año trae consigo estas y otras cuestiones para toda aquella que esté pensando en hacerse un cambio de imagen.

Si quieres empezar 2018 cortando por lo sano lo tuyo es el pixie. La actriz Katie Holmes lucía a principios de diciembre este corte, cambiando así drásticamente su hairstyle, más bien clásico, pero por exigencias de guion: interpreta en The Doorman a una exmarine.

Lo mismo le pasó en verano de 2017 a la rubia Kate Hudson, quien sin pensarlo dos veces se rapó su rubia melena para su papel el Sister, la película que dirige la cantante Sia. "Resalta mucho la feminidad de la mujer y es un look muy sensual y cómodo que también llevan celebrities como Cara Delevingne o Zoe Kravitz", explica Alfonso Martínez Arias, director de Hairkrone Caleruega (Madrid), salón exclusivo de Wella Professionals.

Como norma general, el pixie suele favorecer más en caras ovaladas o con forma de corazón. "Facciones más bien pequeñas porque el corte enmarca bien el rostro y hace resaltar la expresión de los ojos",puntualiza.

Cuando hablamos de cortes de pelo, el bob se consolida "como el de moda y que se puede adaptar a distintas longitudes", comenta Arias. Sobre las pasarelas hemos visto de todo:corto, largo o muy largo. Famosas como Jennifer Lawrence, Margot Robbie o Blanca Suárez no han dudado en probarlo.

El bob es un corte muy práctico y elegante que "sienta bien a todo el mundo", añade el director de Hairkrone. Puede cortarse a la altura de la clavícula o bien por debajo de la mandíbula (lob o long bob). Además, "permite todo tipo de peinados (lisos, ondulados o rizados), lo cual hace que siga siendo uno de los favoritos", puntualiza Anthony Llobet, estilista de TRESemmé.

Otra que se pasó al lob fue la reina de los reality Kim Kardashian. Luce un corte espectacular sin escalar que le hizo su estilista de confianza, Chris Appleton, quien le ha respetado ese tono platino ultramoderno que estrenó durante el desfile de Vivienne Westwood.

Los decolorados seguirán siendo una tendencia absoluta durante este año. Antiguamente, ser del team blondie platino (‘de bote’) pasaba factura, pero gracias a productos profesionales como el olaplex y fiberplex se puede aclarar mucho el cabello sin que luego haya que echarse a llorar.

¿Qué tono elegir? Depende de tu color de piel, de si te sientan mejor los tonos más ceniza o los claros, señalan desde TRESemmé. Lo que sí debes tener muy en cuenta es que esta tendencia de color requiere mucho mantenimiento, así que no es la mejor opción si no le puedes dedicar el cuidado y el tiempo necesarios. También puedes echar un ojo a estas tendencias que triunfan en Instagram.

El flequillo y el cuero cabelludo visible, protagonistas de 2018

El cambio de look que más se ha comentado estos días es el de la actriz española Clara Lago, durante la premier en Nueva York de su película The Commuter, con un corte bob a la altura de la mandíbula y flequillo. Recordemos que la protagonista de Ocho Apellidos Vascos ya le había metido la tijera a su larga (y negra) cabellera, apostando por un look por los hombros, flequillo y un tono anaranjado degradé.

Daniele Sigigliano, director creativo de Blow Dry Bar Madrid, analiza los errores del nuevo hairstyle de la española. "El color es demasiado claro en contraste con sus cejas. Las mechas son muy claras y no favorecen a su tono de piel ni a sus ojos. Estaría mejor con colores más oscuros y cálidos".

Por contra, Sigigliano asegura que el flequillo de Clara Lago sí que es un acierto: "le da un toque fresco y juvenil".

Según cómo se lleve, un flequillo va bien para disimular imperfecciones y embellecer los rasgos. Ultra cortos, partidos por la mitad, por debajo de las cejas, de quita y pon… Emma Watson luce un flequillo baby bangs que se caracteriza por ser muy corto (por encima de la ceja), apunta el director creativo de Blow Dry Bar Madrid. Se puede lucir recto, lateral, espeso e incluso despuntado como en el caso de Watson.

Los expertos apuntan que la gran revelación será el curtain fringe (flequillo cortina) que va partido por la mitad, como si fueran dos mechones que caen hacia los lados de la cara. Según Sigigliano, este tipo de flequillo por debajo de la ceja, queda bien en cualquier melena, ya sea larga o corta. "El pelo debe caer por los laterales y esto hará que sea más natural y sencillo", aconseja.

El otro gran protagonista de 2018 es el cuero cabelludo visible en los peinados ya sea en la parte trasera o lateral de la cabeza. Así ha sido tanto de las pasarelas de otoño- invierno como en los estilismos de la calle (Olivia Palermo es una de sus mayores fans). El cuero cabelludo toma protagonismo ya sea en la parte trasera o lateral de la cabeza. Valentino, Jil Stuart o Balmain han apostado por esta tendencia en sus desfiles.

Para los looks con mayor protagonismo del cuero cabelludo en los laterales serán ideales "rostros más redondeados, mientras que aquellos en los que se juega con toda la cabeza favorecen mucho a los rostros más angulosos", explica James Rowe, estilista global de h&s.