Otro segundo conductor acumuló acusaciones por dos delitos: conducir bajo los efectos del alcohol y carecer del permiso de conducir. Además, hubo cuatro detenidos por positivos en controles de alcoholemia, otro conducía con el carné sin vigencia y otro más no tenía siquiera el permiso obligatorio, según ha explicado el Ayuntamiento de Pamplona en una nota.

El miércoles fueron arrestadas dos personas. En el primer caso, algo antes de las cinco de la tarde, Policía Municipal interceptó un vehículo conducido por un varón que cuadruplicaba ampliamente la tasa máxima permitida de alcohol. Además, el conductor carecía de permiso de conducir porque nunca se lo había sacado. Posteriormente, sobre las ocho, un conductor, que también arrojó una tasa superior a cuatro veces el máximo legal, atropelló a un peatón de 90 años, que posteriormente falleció, en un paso de cebra en la calle Mendigorría. Esta persona ingresó el viernes en prisión provisional comunicada y sin fianza.

Además, el viernes fue detenida una persona por etilometría positiva y otra por circular sin el permiso en vigencia. El sábado hubo otros tres detenidos por conducir bajo los efectos del alcohol. Por último, el domingo se detuvo a otra persona por carecer de permiso de conducir.

Asimismo, la Policía Municipal denunció por vía administrativa entre el lunes y el domingo a otras 13 personas. Todas ellas dieron positivo en controles de alcoholemia sin alcanzar tasas constitutivas de delito el viernes y el sábado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.